Una oportunidad para renovar el vehículo en medio de la crisis. En eso coinciden los empresarios del sector automotor al evaluar los efectos del “Plan Junio”, instrumentado por el Gobierno nacional, mediante el cual, los clientes pueden acceder a una serie de bonificaciones y adquirir la unidad a un precio competitivo. Los empresarios consultados por LA GACETA coincidieron en afirmar que el programa, sumado a los sistemas de descuentos de las marcas y de las mismas compañías, contribuyeron a cambiarle el estado de ánimo a una actividad que viene siendo golpeada con fuerza por la crisis.

Así, los locales comerciales muestran este mes un escenario completamente diferente a otros. Sin embargo, los ejecutivos señalaron la necesidad de una reducción de las tasas de interés para que esta dinámica de las ventas se sostenga en el tiempo y cada vez más tucumanos puedan acceder al 0 KM.

Las automotrices comenzaron a ofrecer más de 230 modelos de vehículos 0 km con descuentos de hasta $ 232.000 sobre los precios de lista, dentro del acuerdo que las terminales alcanzaron con el Gobierno para promover las ventas del sector.

El programa “Junio 0 KM”, anunciado por el presidente Mauricio Macri, promoverá hasta el 30 de este mes la venta de autos con descuentos de $ 50.000 para los que cuestan hasta $ 750.000 y $ 90.000 para aquellos cuyo precio sea superior, además de otras medidas impositivas.

A los descuentos acordados por el plan, las automotrices decidieron sumar sus propias bonificaciones, muchas de las cuales se podían obtener en los últimos meses en las concesionarias, pero que ahora se formalizan en los nuevos precios de lista.

Las bonificaciones se aplicarán exclusivamente a las operaciones de venta de contado o financiadas a través de créditos prendarios y no regirá para los automóviles adjudicados por planes de ahorro previo o de alta gama.

Esas bonificaciones se aplicarán exclusivamente a las operaciones de venta de contado o financiadas a través de créditos prendarios, y no regirá para los automóviles adjudicados por planes de ahorro previo o de alta gama.

La carga de Sellos

A la medida se le sumó la reducción transitoria del cobro del impuesto de Sellos en todos los patentamientos (el cual representa el 3% del precio total del automóvil) que se realicen durante la vigencia del programa “Junio 0 KM”, por parte de la Ciudad de Buenos Aires y la provincia homónima. Al respecto, las autoridades de la Asociación de Concesionarios de la República Argentina (Acara) remarcaron la importancia de que otras provincias acompañen la bonificación. “Esperamos que el resto de las provincias se sumen a esta iniciativa del Gobierno Nacional”, indicaron desde la entidad, de la misma manera que lo hizo el Presidente al anunciar el plan.

Según los datos de Adefa, la producción de automóviles cayó en mayo 35,3% interanual, mientras que Acara informó que en el mismo mes el patentamiento se contrajo 56% respecto de mayo de 2018.

Cambio de expectativas en ambos lados del mostrador

Por Catriel García, gerente de marketing de GEMSA.-

El “Plan Junio” fue muy positivo para la industria. Mayo fue un mes complicado, que había generado mucho pesimismo en empresas y compradores. Con este plan se reflotaron las consultas. Hay más del doble, tanto por canales digitales como en el salón. Y las ventas cerradas a esta altura son más del triple, con respecto al mismo período del mes anterior. No sólo ha causado  un cambio positivo en las expectativas del sector, sino también en las expectativas del comprador que ve un poco mas cercano el objetivo de concretar la compra de su 0 KM. Más allá de los beneficios propias del plan, no hay que perder de vista que en los precios que estamos ofreciendo hay bonificaciones aplicadas tanto, de las que promovió el gobierno, como bonificaciones fuertes aplicadas desde Chevrolet. Onix Joy+ es un producto que tendría un precio sugerido de venta al público de $ 587.000 y hoy con las bonificaciones que ha instrumentado el Gobierno nacional, más las de la terminal, más las aplicadas por GEMSA, el cliente lo puede comprar a $ 446.000 precio final. Algo parecido pasa con otra versión, el Onix LTZ, que tiene una bonificación también cercana a los $ 200.000.

“Es como si se hubiera reactivado la industria”

César Sandonis – gerente comercial de CAR NOA (Nissan)

Desde el lanzamiento del sistema de bonificaciones, observamos que hay una buena aceptación por parte del público. En nuestro caso, en estos momentos tenemos disponibilidad de algunos modelos, como el Sentra y una gama del Note. Hay un buen movimiento, como si se hubiera reactivado la industria. Hay muchos cierres por hacer y esto nos viene muy bien porque, a estas alturas, estamos duplicando el nivel de ventas respecto de igual período del mes pasado. Sería más que interesante que el plan se extienda hasta julio porque volver a ver los salones con gente durante todo el horario comercial es un aliciente. La foto de hace 20 días causaba susto. En nuestros clientes, hemos observado que el modelo que más se pide es el Kicks, que cuenta con mayor demanda en el mercado. También tenemos líneas propias de financiamiento con 12 y 18 cuotas, dependiendo del modelo  y sin intereses. También hay otro plan de créditos con tarjetas que, también dependiendo del modelo, pueden llegar hasta 24 meses.

“Esto minimiza la caída que viene registrándose”

Fernando Lerech, gerente comercial en Alperovich SA (Volkswagen)

Mucho movimiento, pero también operaciones cerradas. Hay una parte que pone el Gobierno entre $ 20.000 y $ 40.000. La terminal otra parte que depende de los vehículos y la concesionaria también. En un caso ejemplo, el Gol Trend llega a tener $ 196.500 de descuento. Luego hay en Virtus, Polo, Fox y Voyage. Esto se potencia con tasas muy buenas (cero en algunos casos) y un financiamiento de hasta $ 170.000 a 18 cuotas en varios modelos de gama intermedia o baja. En la última semana se vieron 25 operaciones que no están concretadas aún y eso da una idea del movimiento. Todo esto minimiza la caída que viene registrando la actividad. Algo importante: este plan termina el 30 y la operación tiene que estar facturada hasta entonces o hasta que se agote el financiamiento propuesto por el Gobierno a través de este “Plan Junio 0 KM”.

Las consultas se duplicaron desde el lanzamiento

Humberto Fortino, Fortunato Fortino (Citroën)

El plan oficial resultó una sorpresa, tomando en cuenta que la política oficial era de déficit cero. Mejoran las condiciones existentes para una actividad golpeada. Si bien el acumulado ha sido del 51% de caída de ventas, en Tucumán la retracción de las operaciones ha sido mayor.  Las consultas se duplicaron a partir del anuncio oficial. Pero hasta la concreción de la venta, se lleva un tiempo de análisis del cliente. Creo que la semana que viene seguirá esta tendencia y no hay que perder de vista que las bonificaciones son hasta el 30 de este mes. Ofrecemos la línea de los C3, C3 AirCross y el C4 Lounge y Cactus y la Berlingo Multispace. Sólo quedan afuera los utilitarios, que no ingresan al plan o los de alta gama, como sucede en todas las concesionaria. Además, contamos con una financiación atractiva, fija en pesos subsidiada por la marca, que es de un 28%, que eso lo ponemos nosotros, pero por sobre todo en algunas versiones, el concesionario realiza otros descuentos, y subsidios de hasta $ 200.000. Queremos apuntalar las ventas este mes y no aprovecharnos para rentabilizar las operaciones. Queremos hacer un mejor volumen para bajar stock. El aporte que ponemos la mayoría es genuino.

“Con un esfuerzo adicional propio y de las terminales”

Luciano Mazzeo, gerente de marketing de Brook Motors

El plan oficial, a través de bonificaciones para la adquisición de unidades nuevas, impactó positivamente en la actividad. A tal punto que el cliente se acerca a nuestros locales incrementando el flujo de movimiento respecto del comportamiento que veníamos observando en los últimos meses. Para hacer más atractivo este sistema,  hemos sumado esfuerzo desde la terminal y desde los concesionarios llegando hasta los $ 190.000 en el caso de los Renegade. En consecuencia, en Brook Motors sólo se aplica para la linea Jeep Renegade Sport MT5 y AT6 1.8L FWD.

“No es un plan de ahorro, sino uno de venta directa”

Francisco Armiñana, gerente de ventas de Indiana (Peugeot)

Los descuentos que promueve el Gobierno se complementan con los que hacen la fábrica y el concesionario. Sumado a esto también tenemos la posibilidad de retirar el auto y financiarlo con tasa fijas y en pesos. Lo bueno es que al auto lo tenés en dos semanas si es con crédito y las cuotas se van licuando con la inflación. Eso no va a variar. No es un plan de ahorro, sino un plan de venta directa.

Son muchas las consultas que hemos recibido en el primer trimestre, pero la tasa de convertibilidad fue baja. Ahora se está sumando más gente y la tasa de retorno es alta. Gente que viene y está comprando. También lo están haciendo de contado, porque los precios son muy buenos. Sí hay quienes están financiando porque les conviene más aportar ese efectivo en algo que les puede salir más caro financiar (construir, vacaciones) y la financiación lo hacen en el auto. Tomemos como ejemplo un 208 Active, en toda la gama menos la versión francesa. El que más sale,  $ 707.700 en precio de lista, con los descuentos (Gobierno, fábrica y terminales) puede ser adquirido a $ 568.418 Un 2008 Active, que cuesta $ 824.500, con descuentos sale en $ 685.100.

“A los descuentos existentes, el Estado le da uno más”

Adrián Gálvez, jefe de ventas de León Alperovich (Ford)

Esta medida nos ha dado un empujoncito. Se ve más gente en el salón; hay más consultas, se está moviendo más y se está vendiendo más. A nivel precio, ya teníamos descuento en algunos autos. Sobre esos descuentos, mayormente de fábrica, el gobierno les da uno adicional. En algunos vehículos impacta más que en otros, dependiendo del modelo. Los que mayor impacto tienen son los segmentos chicos: Ford Ka, Eco Sport, y en menor medida Fiesta y Focus.  En general, lo que se está vendiendo mucho, es el Ka. La gente ya no quiere planes de ahorro, prefiere las cuotas fijas y en pesos. Hay una baja en la venta de planes de ahorro porque el valor de la cuota se actualiza en valor del auto. Entonces la gente hoy prefiere meterse en un crédito a entrar en un plan porque no sabe cuánto va a pagar de cuota. Como ejemplo, un Ford Ka S cuesta $ 577.000 de precio de lista. De contado, con el incentivo del Gobierno nacional y descuentos puede bajar hasta $ 479.000. Los gastos de flete van por separado.

“Siempre es mejor comprar hoy que ayer o mañana”

Pedro Cisneros, gerente de ventas de Piazza (Fiat)

El plan no incide tanto en el precio porque las concesionarias venimos hace más de un año haciendo descuentos mucho más de los que da el Gobierno. En algunos casos se baja un poco más el precio o se trata de perder un poco menos. Esto del Gobierno es un respiro, un poquitito y vuelvo. Es un llamador: antes entraban cinco personas y ahora son 10. Antes vendía un auto y ahora son dos, pero debería vender siete. Esto nos da una leve bocanada de aire; no es una solución estructural. El plan oficial despierta la curiosidad y hace que la gente se acerque, pero, particularmente, hubiese preferido que se subsidien las tasas.

En mi visión particular, sacando la crisis de 2018, siempre en Argentina es mejor comprar ayer que hoy, y hoy que mañana. Si vos me preguntás si son buenos los precios, no sé. Pero sí sé que van a ser mejor que mañana. Seguro que esta estabilidad de los últimos 40 días es mejor. Llegamos a tener hasta seis listas de precios por mes.

Hay una circular de FIAT con los modelos y los montos establecidos. Toda la línea Argo, Cronos, Mobi y 500. Un Argo vale $ 705.000 precio de lista. Con descuentos de terminal y Gobierno llega a $ 565.000. Un Cronos cuesta $ 705.000 y con las bonificaciones se puede comprar la unidad en $ 592.000.

“Lo principal es que bajen las tasas de interés”

René Pedraza – gerente comercial de Ruiz Automotor (Renault)

Hay más consultas, pero no se están realizando todas las operaciones que debería porque la financiación todavía es cara. Las terminales hacen un esfuerzo de subsidiar las tasas, pero todavía no está reflejado en el movimiento. Venimos desde el año pasado con promociones muy atractivas para el cliente, pero no se ven reflejadas en los números. Las ventas cayeron casi un 65%. Tenemos una estructura para vender unos 400 autos y estamos vendiendo 150. Lo principal es que bajen las tasas. Yo creo que la economía se movería más. La gente viene a preguntar por los vehículos más económicos. Para que se haga más atractivo, aportamos los tres. El Kwid Zen 1.0 es el que más sale. En la calle, el auto quedaría en $ 422.200 (hay que sumarle gastos de flete y patente). El precio de lista es $ 502.000. Un Sandero RS 2.0 vale $ 628.000 con descuentos ($ 700.000 de lista).

Comentarios