Un momento de tensión se vivió en la carrera de Drag Racing (carreras de aceleración). Durante la serie clasificatoria del NHRA AAA Insurance Midwest Nationals, Mike Bowman, piloto de un automóvil E3 Spark Plugs Pro Mod, protagonizó un impactante accidente que podría haberle costado la vida.

El coche del estadounidense al final de una prueba tuvo un fallo en el sistema de frenado cuando el velocímetro marcaba 410 km/h (no funcionó de manera correcta su paracaídas), lo que provocó que se estrelle.

Aunque gracias a las mallas de seguridad situadas al final de la pista el piloto no sufrió ninguna herida de gravedad, las imágenes no dejan de ser impresionantes.

Comentarios