Aerolíneas Argentinas comunicó a los grandes operadores turísticos de internet, como Despegar, Al Mundo y otros, que ya no les pagará comisiones por la emisión de sus pasajes en vuelos de cabotaje.

«Sólo con esta medida nos vamos a ahorrar entre 10 y 15 millones de dólares por año», dijo el titular de la línea aérea, Mario Dell’Acqua.

La empresa también renegoció, por primera vez en dos décadas, su contrato por la emisión de pasajes. Y está encarando la renovación completa de su flota, con la intención de asociarse con otras aerolíneas en Europa y Asia.

«Parte de nuestro plan es retomar la ruta transpolar y utilizarla para llegar junto con otros socios a los grandes mercados de Asia», agregó el funcionario.

Dell’Acqua dijo que la eliminación de las comisiones es uno entre varios pasos que están dando Aerolíneas y Austral para cambiar su modelo de negocios y reducir a cero su déficit operativo: este año, si bien el rojo se viene achicando, Dell’Acqua dijo que todavía tendrán pérdidas por alrededor de 80 millones de dólares.

“Preferimos enfocarnos fundamentalmente en la calidad de servicio, la mejora de la conectividad y de la atención al cliente, en vez de pagar comisiones -justificó Dell’Acqua-. Sabemos que si hacemos las cosas bien, no hace falta que un tercero nos venda los pasajes».

Otro de los temas estructurales, como los definió el funcionario, es la flota de aviones. Tras haber renovado los aviones de un pasillo con los Boeing 737-800 y Max (renovación que había iniciado la administración de Mariano Recalde), ahora están encarando el cambio de los 24 Embraer de Austral, de 98 asientos, por aviones de 186 asientos, para lo cual están escuchando ofertas de cuatro fabricantes: Boeing, Airbus, Bombardier y la propia Embraer.

Comentarios