AETAT apura a concejales para aumentar el precio del boleto

Otro frente de conflicto se presentó nuevamente con los empresarios del Transporte Público de Pasajeros, a partir del anuncio que hizo la Unión Tranviarios Automotor (UTA) respecto al pago del medio aguinaldo.

“Lamentablemente no depende de nosotros esta coyuntura económica, sino de las políticas del estado Nacional y algunas políticas municipales y provinciales”. De esta manera, el vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor respondió a las advertencias de UTA que se declaró en estado de alerta y movilización, por el pago del aguinaldo a los choferes del Transporte.

Ante este panorama, Berreta destacó la ayuda que les brindará la provincia a partir de la quita de subsidios por parte de Nación. “La provincia nos dio una solución a lo que ya veníamos percibiendo del subsidio nacional que nos va a dejar de asistir la Nación a partir del 1º de enero”, señaló en LV12.

De todos modos, dejó en claro que más allá del apoyo del gobierno local, necesitan que el Concejo Deliberante, y posteriormente el municipio capitalino aprueben el pedido de aumento del boleto que vienen solicitando.

“Nosotros hemos presentado al Concejo Deliberante el estudio de costos donde el valor técnico da $27,10. Necesitamos que se trate porque sino es imposible afrontar no sólo los aguinaldos sino también los gastos operativos diarios”, argumentó.

Por ahora, dijo que no fueron citado por las partes para analizar el pedido que elevaron. “Lo único que tenemos son declaraciones periodísticas donde dicen que no se va a tratar hasta febrero o marzo, lo cual no es lógico”, señaló.

“Somos conscientes que no podemos cobrar un boleto en estos momentos de $27, que nos correspondería porque no podemos funcionar con la tarifa actual”, afirmó. 

En este sentido, Berreta consideró que “el municipio tiene que tratar el tema tarifa porque expresó que los fondos llegaron a la provincia por eso no subisidia, ahora también tiene la responsabilidad de tratar de sentarnos a la mesa y ver cuáles son los grandes problemas y qué consecuencias va a tener no afrontar un aumento en la tarifa”, advirtió.

Para finalizar, el empresario desestimó que junto a UTA ejerzan una suerte de presión para lograr obtener un ajuste tarifario.

“Con el gremio no tenemos políticas coordinadas para generar un aumento. Podemos tener dificultades que nos afectan a los dos y que tenemos que luchar por mayores ingresos del sector empresario. A la altura del aguinaldo ¿o compramos gasoil o pagamos el aguinaldo?. Además, hay que tener en cuenta que en enero no podemos circular en estas condiciones y no es una amenaza. Por eso digo que tenemos que encontrar una salida entre todos. Nosotros no coordinamos acciones de presión con el gremio de UTA, cada uno defiende sus intereses”, remarcó.

Recordemos que el gremio dijo que esperará hasta el 18 de diciembre para que se haga efectivo el pago del aguinaldo, caso contrario anunció que tomará acciones directas en el transporte.

Comentarios