Ajax demostró nuevamente que es la revelación de la Champions League. Eliminó en Turín a la Juventus, uno de los grandes candidatos a quedarse con el título. Lo hizo con un gran triunfo por 2-1, pese a comenzar el juego en desventaja, que le dio el acceso a las semifinales con un global de 3-2.

El equipo holandés, que no contó con Nicolás Tagliafico por suspensión, pero sí con Lisandro Magallán, quien ingresó a los 36 del segundo tiempo, sufrió un gol de cabeza de Cristiano Ronaldo que lo dejó abajo en la serie de manera momentánea antes de cumplirse la media hora de juego.

Fue con suspenso, porque el árbitro Clément Turpin revisó la jugada en el VAR, por una supuesta infracción sobre un jugador de Ajax. Tras comprobar que la falta no existió, el francés convalidó la conquista para Juventus, equipo en el que jugó Paulo Dybala durante el primer tiempo (luego fue reemplazo por Kean).

Pero Ajax, que venía de dejar en el camino nada menos que a Real Madrid, mantuvo la apuesta en su estilo y alcanzó el empate seis minutos después. Van de Beek tomó dentro del área un disparo que tenía destino de arco, se acomodó y con un toque con la cara interna de su pie derecho acomodó la pelota junto al palo izquierdo.

En el segundo tiempo se vio una llamativa y notable supremacía de Ajax. El conjunto holandés fue más claro para atacar. Más directo e incisivo. A Juventus, en tanto, le costó y mucho acercarse al área rival.

A los 21 minutos, después de varias aproximaciones, que el equipo de Amsterdam cristalizó lo que sucedió en el campo de juego y sacó pasaje a la semifinal, gracias a un frentazo de De Ligt que venció a Szczesny.

En tiempo cumplido hubo espacio para los interrogantes, porque el árbitro acudió al VAR por una supuesta mano dentro del área de un defensor de Ajax. Finalmente, Turpin decidió no sancionar la falta y Ajax avanzó a semifinales, donde se medirá con el vencedor de Tottenham-Manchester City (la ida fue para el equipo de Mauricio Pochettino por 1-0).

Comentarios