Se confirmaron los pronósticos. Este domingo, el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, se impuso en las elecciones presidenciales argentinas y derrotó al Mandatario Mauricio Macri (Juntos por el Cambio), quien iba a la reelección, en unos comicios que también marcan el retorno de Cristina Fernández a la Casa Rosada, como compañera de fórmula del abanderado kirchnerista. Con el 91,81% de las mesas escrutadas, el binomio Fernández-Fernández se quedó con el 47,85% de los sufragios, versus el 40,64% de la dupla Macri-José Luis Pichetto. Con esto, el kirchnerismo consigue la Presidencia al obtener más del 45% de los votos, como lo establece la ley electoral.

Tras el Mandatario se ubicó el candidato de Consenso Federal (peronismo disidente), Roberto Lavagna, con el 6,17%, seguido del izquierdista Nicolás del Caño (2,13%), el derechista Juan José Gómez Centurión (1,71%) y el libertario José Luis Espert (1,47%). El resultado, aunque esperable, marcó una diferencia menor de la esperada, considerando que en las pasadas Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) Macri sólo consiguió el 32,9% de los votos, mientras que el abanderado del Frente de Todos registró el 49,49%. Con esto, se confirma además el retorno a la Casa Rosada de la candidata a la vicepresidencia por el Frente de Todos, Cristina Fernández, quien en 2015 dejó el poder a Mauricio Macri luego de que su candidato, Daniel Scioli, perdiera en las elecciones ante el abanderado de la centroderecha. Tras conocerse los resultados, el Presidente argentino reconoció su derrota: «Quiero felicitar al presidente electo Alberto Fernández. Acabo de hablar con él, lo invité mañana a desayunar a la (Casa) Rosada, porque tiene que iniciar un proceso de transición», afirmó, recalcando que «esto es por la Argentina. La transición. Acá lo importante es el futuro y bienestar de los argentinos»

En este sentido, Macri le señaló a sus adherentes que «tienen que estar muy orgullosos todos los que fiscalizaron cuidando el voto de Juntos por el Cambio. Es realmente impresionante la tarea que han hecho. También quiero agradecerle a mucha gente por estos cuatro años. Ratificamos que seguiremos trabajando juntos por los argentinos». El cambio de mando se realizará el próximo 10 de diciembre en Buenos Aires, instancia en que el kirchnerismo volverá a la Casa Rosada tras cuatro años de Macri en el poder. Una larga jornada La jornada comenzó temprano, con la apertura de mesas en todo el territorio argentino y en las sedes diplomáticas en el extranjero. Más de 33 millones de personas estaban convocadas para votar en estos comicios donde además se eligieron 24 senadores y 130 diputados. La participación fue alta: más del 81% sufragó este domingo, según los datos oficiales. Todos los candidatos votaron durante la mañana. Así, mientras Macri hacía un llamado a la tranquilidad y a esperar con calma los resultados, Alberto Fernández evocaba al ex Presidente Néstor Kirchner, con quien trabajó como jefe de gabinete de su gobierno. NOTICIAS RELACIONADAS Elecciones en Argentina: Macri y Fernández ya votaron y aseguraron que esta es «una jornada histórica» 103 Mañana se vota en Argentina: Radiografía a las elecciones presidenciales del otro lado de la Cordillera 49Así avanzó el día y, luego del cierre de mesas a las 18:00 horas, comenzaron los conteos y empezaron a salir los primeros datos extraoficiales que auguraban el triunfo del Frente de Todos. Esta información se hacía notar en la sede de su comando en el barrio de Chacarita en Buenos Aires, donde el ambiente era completamente festivo. En tanto, en Juntos por el Cambio todo era mesura y expectación. Hasta que llegó la liberación de los resultados, a las 21:00 horas en punto. Desde un comienzo, se notó el liderazgo de Alberto Fernández, el cual fue confirmándose a medida que avanzaban los cómputos. Su triunfo era inevitable.