Alcatel busca ser el preferido de los millennials

279

 Los noventa se estaban agotando y el nuevo milenio llegaba fuerte imponiendo los colores flúor, la ciencia ficción de «Matrix» y la presencia de internet en las casas. Era el momento en el que el móvil, ese artilugio que los vulgares mortales habían visto en películas como un icono del ejecutivo de éxito, empezaba a vislumbrarse tímidamente en las calles.

Pero aquellos dispositivos no pegaban con la época, pues eran negros, serios y aparatosos. Entonces, casi de repente, llegó una marca que ofrecía por un precio más que asequible algo distinto: un teléfono móvil con una pantalla en la que apenas cabía una línea de texto, pero suficiente para comunicarse en la era del SMS. Todo envuelto en una alegre carcasa de colores, con varios colores disponibles según lo atrevido de su portador y una interfaz sencilla que facilitaba que cualquiera, ducho o no en las nuevas tecnologías, accediese a esta nueva forma de comunicación que cambiaría el mundo. Así llegó el One Touch Easy de Alcatel, un modelo que «democratizó» el uso de los dispositivos móviles y que supuso una «primera vez» para millones de usuarios en todo el mundo.

Veinte años después, la firma francesa continúa con el mismo espíritu: acercar las innovaciones del sector al alcance de todos, sobre todo del público estrella: el «millennial». En un tiempo en el que las palabras «inteligencia artificial», «reconocimiento facial», «cámara dual» son conceptos que suenan a «caro», Alcatel ha demostrado en el Mobile World Congress 2018 que se celebra estos días en Barcelona que esta tecnología no tiene que estar restringida a unos pocos que puedan permitirse el «lujo». Y como argumento, ha lanzado tres nuevas familias que se nombran por tres simples números primos: el 1, el 3 y el 5.

Retorciendo la idea de «mobile first»

Lo primero que llama la atención son las medidas: todos comparten el formato panorámico 18:9, perfectos para toda una generación cada vez más «mobile first», es decir, que consumen la mayoría del contenido a través de la pantalla de su smartphone (y lo comparten, punto importante que también podrá ser desarrollado por estos terminales). La mayoría de los modelos, además, reconocen patrones biométricos como la huella dactilar (instalada en la parte trasera de los dispositivos) y reconocimiento facial (a través de su sistema «FaceKey»”, que reconoce hasta cien puntos).

Aunque Alcatel ha creado tres familias, dentro de cada serie existen varios modelos que se irán completando durante este año. Así, la letra X vendría a hablar de un dispositivo con prestaciones ligeramente superiores a la media de la familia; la letra C significa conexión 3G; la V señala que el dispositivo está centrado en la visualización de vídeos; y, por último, la T que acompaña a las tabletas.

Diferenciando por series, la 5 sería la gama top de las nuevas presentadas. Incorpora por primera vez para Alcatel una cámara frontal dual, especialmente diseñados para los “selfies”. De hecho, incorpora un modo que detecta automáticamente si hay más de dos personas en la imagen y amplía la panorámica para que se pueda ver todo el marco. Sin hacer nada más que enfocar. También tiene un «social mode» que permite ver, a la vez que tomamos una imagen, la anterior imagen. De momento, podemos encontrar el 5 Series, aunque tiene prevista la ampliación de la gama próximamente. Y todo, por menos de 230 euros.

Por debajo de esta familia, aunque con más desarrollo de modelos, nos encontramos con la serie 3, que incluye una cámara dual en la parte trasera. Está pensada para lograr el «efecto bokeh», de desenfoca ligeramente el fondo de la fotografía (perfecta para imágenes destinadas a las redes sociales, por lo que los millennials encontrarán de nuevo un gran refugio en este terminal). Los precios de esta familia, del que nos encontramos los modelos 3X, 3V, 3C y 3, oscilan entre los 130 y los 190 euros y ya están disponibles en el mercado.

El presidente global de la compañía, Christian Gatti, destacó en la presentación el pasado domingo que la serie 1 incorporaría por primera vez el sistema operativo Android Oreo Go Edition, que está optimizado para ser más compacto y reducir en un 50% el espacio utilizado por las aplicaciones pre-instaladas. Con ello se consigue duplicar la memoria libre, uno de los «handicaps» a la hora de adquirir un dispositivo con poco espacio. Para estos modelos, en concreto el 1X y el 1, habrá que esperar a la primavera para tenerlos entre las manos, aunque con precios por debajo de los 100 euros se muestran como una gran alternativa dentro de la gama de entrada.

Alcatel ha presentado, además, su nueva línea de tablets: la Alcatel 1T, que viene en dos dimensiones, de siete y diez pulgadas, trae incorporada la última versión de Android Oreo y contiene herramientas como «el modo para niños», que permite a los padres controlar el acceso de sus hijos a ciertos contenidos y aplicaciones. Todos los dispositivos están enfocados a mantenerse dentro del rango de la gama media o de entrada, con un valor no por encima de los 250 euros pero ofreciendo características que hasta hace muy poco solo estaban reservadas para marcas mucho más caras.

Un rastreador para niños y perros

Además de móviles y tabletas, Alcatel quiere ampliar su mercado con nuevas soluciones. En concreto, han presetado Move Track, un dispositivo con una forma parecida a los marcadores de maletas, pero al que se le puede incorporar una tarjeta SIM. Con la aplicación de la compañía, este dispositivo se puede utilizar para tener controlado en todo momento la ubicación del equipaje, de tu mascota o equipar servicios públicos, como las bicicletas, con este tipo de tecnología.

De hecho, la compañía espera que con el desarrollo del 5G este tipo de dispositivos se revele como una revolución, y tienen planeado adaptarlo a la correa de un reloj para que los padres puedan saber en cada momento, y solo con mirar a la pantalla del móvil, la localización exacta de sus hijos.

Comentarios