Será entre el 21 y 28 de mayo anticipó el doctor Luis Salado del Sindicato de Obreros de la Industria Textil.

La medida abarca a todo el personal que con una semana menos de trabajo van a cobrar alrededor de $600 en negro durante esos días de suspensión detalló Salado,

Esta situación responde a una acumulación de stock que obligó a paralizar la producción.

La textil ya había adoptado medidas similares con sus plantas en otras provincias y ahora resolvió la suspensión de sus empleados en Tucumán. “Hasta ahora no hay ninguna otra comunicación de la empresa, no sabemos qué va a pasar” agregó Salado.

“El calzado en Argentina está dejando de ser negocio porque se está importando mucho más de lo que se vende” señaló Salado, agregando que en el país el 55% de los productos que se consumen son de afuera, esto impacta directamente contra la industria textil, la más sensible a las importaciones.

Comentarios