Con un plantel totalmente renovado, Argentina XV cerró su participación en el Sudamericano 6 Naciones con una goleada por 64 a 15 frente a Uruguay. Un torneo que difícilmente sea pasado por alto por el rugby de la región, que vio cómo Brasil superó por primera vez en su historia a un equipo argentino y se coronó campeón. Mientras que puertas adentro expuso el estancamiento y las dificultades por las que transita este seleccionado frente al crecimiento de los otros países

No hubo clima de revancha en Newman. Es que sólo cuatro jugadores se mantuvieron en el XV titular (Joaquín Díaz Bonilla, Diego Fortuny, Santiago Resino y Benjamín Macome) y otros tantos ingresaron en el complemento. «Los partidos son únicos e irrepetibles y no pasa por desquitarse por lo que hicimos o dejamos de hacer en el anterior. Se dice que se aprende más de las derrotas, pero yo creo que los mejores aprenden de las victorias», dijo Felipe Contepomi, su head coach.

No sólo en los nombres hubo diferencias entre el equipo que terminó derrotado ante Brasil y el que goleó a los Teros. En el juego, Argentina XV impuso condiciones desde el kick off hasta el final ante un rival más exigente, conocido por su rigor físico. «Nos dolió lo que pasó, pero el equipo tenía que dejar una buena imagen y aprovechó la oportunidad», dijo Tomás Cubelli, que había jugado ante los Tupis y ayer tuvo unos minutos como medio scrum.

El seleccionado es una buena alternativa para que tengan rodaje los jugadores que vuelven de lesiones. Como Matías Moroni, que ayer volvió a jugar tras cinco meses fuera por una lesión en el hombro que lo obligó a operarse; lo mismo pasó con Cubelli, que regresó en este torneo después de reponerse a una complicada lesión cervical que lo marginó ocho meses. También es bienvenido para los profesionales de Jaguares que no tienen continuidad, casos de Joaquín Díaz Bonilla o Macome.

Contepomi, que nunca lo tomó como una excusa, dio su postura: «Mientras no haya un espacio profesional, que no sea Jaguares, donde los jugadores puedan desarrollarse, hay que respetar a los clubes. No se los puede desarmar durante un mes y medio». Esta última frase del goleador histórico de los Pumas graficó la realidad que atraviesa este seleccionado secundario pero no por eso menos importante: «Ver 45 jugadores en tres semanas está buenísimo, pero no sé si ayuda al desarrollo».

La síntesis:

ARGENTINA XV (64): Gastón Arias; Santiago Resino, Matías Moroni, Lucas Mensa y Manuel Montero; Joaquín Díaz Bonilla y Felipe Ezcurra (cap); Rodrigo Bruni, Santiago Montagner y Benjamín Macome; Ignacio Larrague y Jerónimo Ureta; Lucas Favre, Diego Fortuny y Nicolás Solveyra. DT: Felipe Contepomi. Ingresaron: Axel Zapata, Franco Brarda, Nicolás Leiva, Federico Gutiérrez, Santiago Portillo, Tomás Cubelli, Tomás Granella, Manuel Bustinduy.

URUGUAY XV (15): Gastón Mieres; Leandro Leivas, Joaquín Prada, Andrés Vilaseca y Nicolás Freitas; Juan Manuel Cat y Santiago Arata; Manuel Diana, Leandro Segredo y Juan Manuel Gaminara (cap); Diego Magno e Ignacio Dotti; Juan Echeverría, Germán Kessler y Mateo Sanguinetti. D T: Guzmán Barreiro y Joaquín Pastore. Ingresaron: Matías Benítez, Carlos Pombo, Felipe Inciarte, Manuel Leindekar, Juan Ormaechea, Tomás Inciarte, Germán Albanell, Manuel Blengio.

PRIMER TIEMPO: 2, 7 y 33 minutos, goles de Díaz Bonilla por tries de Arias (2) y Bruni (A); 5m, penal de Cat (U); 9m, try de Freitas (U); 17 y 28m, tries de Resino y Bruni (A).

SEGUNDO TIEMPO: 2 minutos, try de Arias (A); 12 y 16m, goles de Díaz Bonilla por tries de Moroni y Montero (A); 22m, gol de Albanell por try de Sanguinetti (U); 33 y 35m, goles de Granella por tries de Macome y Mensa (A).

CANCHA: Newman. ÁRBITRO: Henrique Platais (Brasil)

Comentarios