Atlético rescató un importantísimo empate por 1-1 ante Estudiantes luego de ir por debajo en el marcador durante casi todo el segundo tiempo y encontrar la igualdad final a falta de dos minutos.

El primer tiempo contó con situaciones para ambos equipos, con la más clara para Estudiantes en los pies de Lucas Rodríguez, aunque los dos reventaron el travesaño del arco defendido por Cristian Lucchetti.

En el segundo tiempo, el mediocampista Nahuel Estévez se transformó en héroe y villano. Primero, al anotar el gol que le daba la ventaja a Estudiantes a los siete minutos del segundo tiempo. Después, al irse expulsado por doble amarilla a los 20 del complemento.

Así, cuando todo parecía encaminarse hacia la segunda victoria del Pincha en la Superliga, el volante Rodrigo Aliendro ahogó el grito de triunfo del León y puso las cosas 1-1 a falta de dos minutos del cierre del encuentro.

El empate final sirvió para que Atlético no le pierda pisada a Racing y se ubique a cuatro puntos de la Academia, aunque el Decano todavía debe un partido. Para Estudiantes, sin embargo, la suerte fue otra y todavía deambula sobre el fondo de la tabla de posiciones.

Comentarios