El práctico, contundente y efectivo Atlético de Zielinski, exhibió anoche todos esos valores en el estadio Monumental José Fierro ante su multitudinaria parcialidad al vencer con claridad a Independiente por 4 a 2 para quedar, con un partido menos, como único escolta a solamente cuatro puntos del líder de la Superliga, Racing.

Atlético e Independiente tienen un pasado reciente en común: ambos quedaron eliminados de la actual Copa Libertadores en cuartos de final.

Esa circunstancia pone de manifiesto que ambos cuentan con equipos importantes, aunque de estilos opuestos y más ensamblado el conjunto de Ricardo Zielinski que el de Ariel Holan.

Por eso que el partido tuviera un desarrollo de buen juego global y la pelota rondara los arcos con riesgo cierto para ambos guardametas. No era de extrañar y así transcurrió el primer tiempo.

El que arrancó mejor en el lapso inicial del cotejo fue Independiente, que avisó en el primer minuto de la mano de un Maximiliano Meza al que se lo vio muy recuperado respecto del nivel que venía exhibiendo desde que retornó del Mundial de Rusia, llegó rápido por derecha desairando a San Román y Acosta pero su disparo se fue cerca del banderín del corner.

Sin embargo el Decano se fue acentando en el partido y empezó a manejarlo a su antojo y por mérito de precisa pegada de Rodrigo Aliendro fue el dueño de casa el primero en llegar a la red adversaria, y lo hizo con una gran jugada preparada desde el tiro de esquina, Gervasio Núñez preparó el disparo pero terminó tocando corto para Acosta, quien acomodó el centro para la llegada solitaria por detrás de todos de Aliedro que le pegó de aire para clavarla en el segundo palo.

Iban apenas 13 minutos, pero los visitantes no parecieron acusar el golpe y siguieron buscando de la mano de Meza, aunque tardarían más de 20 minutos en llegar a la paridad, que se produjo tras un tiro penal convertido por el ecuatoriano Fernando Gaibor luego de una infracción cometida por Lucchetti justamente sobre el mundialista “rojo”.

Pero con el oficio que lo caracteriza, tampoco el local se dejó influir por la igualdad y salió nuevamente en pos de recuperar la ventaja perdida, algo que recuperaría apénas 8 minutos después, nuevamente por intermedio de Aliendro, que remató sobre la izquierda de Martín Campaña después de una “corajeada” dentro del área visitante del Pulga Rodríguez.

El segundo tiempo no cambió la tesitura del partido, porque Independiente salió dispuesto a poner por segunda vez las cosas como al principio, y no tardó demasiado en conseguirlo, ya que a los 7 minutos nomás Gaibor habilitó con un toque de excelencia a Emmanuel Gigliotti y el “Puma” definió con un fortísimo derechazo al primer palo.

Pero tres minutos después iba a suceder algo con un ex Atlético como lo es Gigliotti, que cambiaría el rumbo del partido: Pablo Hernández, que ingresó al comienzo de la segunda etapa recibió dos tarjetas amarillas en ese breve lapso, tal como le sucediera poco tiempo atrás frente a Banfield, y la idea inicial de Holan para ese segmento final cambió de manera drástica.

Es que el “rojo” se vio obligado a jugar definitivamente de contraataque, ya que Atlético Tucumán vio que el partido había generado una fisura por la que poder filtrarse rumbo a la victoria y se lanzó en pos de ella.

Pero Independiente respondió al fuego con fuego, y de esta manera pudo arrimar algunas ocasiones de gol en inmediaciones del arco de Lucchetti, hasta que la estantería se le cayó definitivamente a seis minutos del final y luego de que el reaparecido Javier Toledo (volvió de un ruptura del tendón de Aquiles derecho) se perdiera un gol prácticamente hecho al rematar de zurda y “rechazar” de derecha en el mismo movimiento.

Y la conquista de la victoria la gestó el goleador e ídolo de los tucumanos, la “Pulguita” Rodríguez, Nicolás Figal le cometió una falta dentro del área y Losteau no dudó en cobrar penal que el mismo Luis Migueol transformó en gol con un derechazo bajo y cruzado. Después, en el descuento, el ingresado Fabio Alvarez, de gran rendimiento, remató la faena con el cuarto tanto, aprovechando que Campaña se había ido a cabecear un córner al área rival.

De esta manera Atlético Tucumán (19) se puso a cuatro unidades de Racing Club (23) como único escolta y con un partido menos jugado, que jugará el 6 de diciembre ante San Lorenzo, pendiente de la séptima fecha. Independiente (13) quedó duodécimo, a 10 puntos de su vecino de Avellaneda.

Comentarios