Atlético Tucumán cortó este sábado un invicto de cinco partidos en la Superliga Argentina, al caer derrotado ante Huracán por 3 a 2.

El Decano, que se presentó en Buenos Aies con nueve cambios respecto de la formación que le ganó a The Strongest (los titulares se reservan para el partido del miércoles, por Copa Libertadores), jugó un gran partido y luchó hasta el final en busca del empate.

Una dudosa falta sancionada a Romat le dio la primera chance al local y no la desperdició: antes del minuto 2, el centro llegó al área «decana», hubo dos rebotes e Ignacio Pussetto capturó la pelota para sacar un zurdazo esquinado que superó a Batalla.

En la primera mitad el equipo tucumano fue sin embargo mucho más que su rival, pero no pudo cristalizar en la valla de Marcos Díaz y se retiró al vestuario abajo en el marcador.

El complemento arrancó en la misma tónica, y por eso el Deca logró rápidamente a igualdad, gracias a una acertada intervención de Ismael Blanco, que capturó un rebote dentro del área.

A partir de ahí, el partido ganó en intensidad, y el dueño de casa logró ponerse nuevamente en ventaja. Huracán llegó mucho menos pero tuvo alta efectividad: en 11′, Bogado se hizo cargo de un tiro libre al costado del área de Atlético a ras del piso y Pablo Álvarez la empalmó para colocar el 2-1.

Uan desatención de Valdez en 32′ en otro balón aéreo le permitió a Pussetto habilitar a Nicolás Silva que definió ante Batalla para el 3-1. Atlético no se rindió y Hernán Hechalar acortó diferencias. Y en el descuento, Patricio Loustau (tuvo un deficiente cometido) ignoró un evidente «agarrón» de Adrián Calello a Affonso y no cobró el penal.

Comentarios