Atlético se vio superado por un Vélez rápido y preciso que con esta victoria se prende en la lucha por los primeros puestos de la Superliga.

Desde el inicio, el local asumió el protagonismo como lo hace habitualmente. Pelota al piso, salidas limpias con Gago o Giménez, haciendo ancho el campo para la penetración de los wines y rápida recuperación de la pelota mediante la presión. Así, se hizo dominador de la pelota ante un rival prácticamente sin respuestas para contrarrestarlo y sacó la diferencia a los 18 minutos tras una siesta del Decano en un lateral y mediante una vieja ley futbolera: dos cabezazos en el área grande y gol de Janson.

Si bien el equipo de Heinze se mostró siempre peligroso para la defensa tucumana, por momentos perdió el amplio dominio de balón mostrado en la primera parte. Además, careció de buenas resoluciones en los metros finales para ampliar la ventaja y sufrió un poco en el cuarto de hora final, con una de Lotti que se fue apenas arriba del travesaño. Igualmente, lo mostrado por el Decano está aún lejos de lo realizado tiempo atrás. Claro, debe adaptarse a los cambios sufridos dentro del plantel para esta temporada.

A Zielinski le está costando encontrar el equipo que despegue, su equipo deambula por las últimas posiciones y el próximo sábado recibe la visita de Independiente en el José Fierro.

Comentarios