Un joven de 19 años recibió un disparo en una de sus piernas en un asalto a un interno de la Línea 19. Se trata del segundo robo que se produce a una unidad de transporte de pasajeros en poco más de 72 horas dentro de las cuatro avenidas.

A las 13.15, el colectivo se detuvo en la parada de Sarmiento primera cuadra. Allí subieron una mujer y un hombre que habría tenido un bebé en sus brazos. A los pocos metros, uno de los dos extrajo un arma y redujo al chofer y comenzó a exigirles a los pasajeros que les entreguen sus pertenencias.

Gabriel Palacios, de 19 años, estudiante y operador de Radio 10, se dirigía a realizar su tarea. Estaba escuchando música y, al parecer, no escuchó los gritos de los asaltantes. El conductor del colectivo frenó bruscamente para tratar de espantar a los atacantes y en ese momento se produjo un disparo. El proyectil impactó en la pierna del joven. Al parecer, la acción del conductor hizo que el disparo no le diera en el pecho a Palacios.

Al observar lo que habían hecho, la pareja se bajó del colectivo y huyó rápidamente con rumbo desconocido. En la zona no había ningún agente.

El traslado

El conductor, cuyo nombre no trascendió, decidió hacer descender al resto de los pasajeros y dirigirse al hospital Avellaneda para que atendieran a Palacios. Pero apenas ingresó al centro asistencial debió ser derivado al Padilla. Como no había ambulancias, el mismo colectivero lo llevó. Luego, el chofer se dirigió a un sanatorio privado para ser atendido, por lo que se especula que también podría haber sido agredido por los asaltantes.

En el Padilla los médicos confirmaron que la bala ingresó y salió de la pierna de Palacios sin provocarle daño. Le hicieron dos puntos y luego le dieron el alta para que se recupere en su casa.

Este es el segundo asalto grave que sufrieron en pocos dias los usuarios del sistema público de pasajeros. El viernes, en San Lorenzo y Jujuy, tres jóvenes atacaron un interno de la Línea 100. Después de amenazar con armas a los pasajeros, les quitaron todas sus pertenencias.

Por el uso de las tarjetas, los conductores ya no tienen en su poder dinero de la recaudación, por lo que los asaltantes van en busca de los pasajeros. Los dirigentes de UTA, el gremio que representa a los choferes, se reunieron varias veces con las autoridades de Seguridad por el mal funcionamiento de los botones antipánico que siguen sin funcionar correctamente.

Comentarios