Lejos de atenuarse, la polémica entre el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y su par francés, Emmanuel Macron, sigue creciendo. Tras el cruce de las últimas horas, el mandatario brasileño aseguró que su país está dispuesto a recibir la ayuda económica del G7 para combatir los incendios en el Amazonas sólo si el galo «retira sus insultos».

«Primero el señor Macron debe retirar los insultos que hizo contra mi persona. Me llamó mentiroso, y por informaciones que tuve dijo que nuestra soberanía en la Amazonía es una cuestión abierta», afirmó Bolsonaro.

Luego, detalló cuáles son sus condiciones para aceptar la ayuda del G7: «Para conversar o aceptar cualquier cosa de Francia, que sea con las mejores intenciones posibles, él tendrá que retirar esas palabras y a partir de ahí, podemos conversar«.

«Agradecemos (la oferta), pero tal vez esos recursos sean más relevantes para reforestar Europa», había dicho antes el jefe de gabinete brasileño, Onyx Lorenzoni, a un blog del portal de noticias G1 (de O Globo).

A su vez, y en referencia al incendio devastador que sufrió la catedral de Notre Dame en París en abril, Lorenzoni desafió: «Macron no logra siquiera evitar un previsible incendio en una iglesia que es un patrimonio de la humanidad y ¿qué pretende enseñarle a nuestro país?».

El fin de semana, durante el último día de la cumbre realizada en la localidad francesa de Biarritz, los representantes del G7 acordaron desplegar una ayuda de urgencia de 20 millones de dólares para enviar y financiar aviones Canadair a la selva brasileña y a los países vecinos afectados por el fuego.

Sin embargo, el propio Bolsonaro calificó de «inaceptable» el ofrecimiento, en medio de un intercambio de acusaciones inéditos entre ambos mandatarios.

“No podemos aceptar que un presidente, Macron, dispare ataques insensatos y gratuitos a la Amazonia, ni que disfrace sus intenciones atrás de la idea de una ‘alianza’ de los países del G7 para ‘salvar’ la Amazonia, como si fuésemos una colonia o una tierra de nadie”, dijo el presidente de Brasil a través de Twitter.

Comentarios