El macrista Brodersen dijo que, a través de su empresa, imitará al productor que había prometido un bono a sus trabajadores, en caso de que el Presidente llegue al balotaje.

La idea nació -o al lo menos se reprodujo- a través de un audio de WhatsApp que se hizo viral. “En Tucumán nos juntamos unos cuantos productores y acordamos pagar (a nuestros empleados) un bono de $5.000 si Mauricio Macri pasa a segunda vuelta”, era la consigna que pasó de celular en celular. El autor del mensaje, Gonzalo Blasco (empresario agropecuario y ex candidato a diputado nacional por Cambiemos en 2017), ratificó que aquellas palabras le pertenecían. Y fue así que se desató el “efecto Blasco”. Un legislador del PRO, Luis Brodersen, no sólo respaldó la propuesta del productor; además, dio a conocer que imitará la medida en su firma.

“Estoy totalmente de acuerdo con la iniciativa de Blasco. Ya se sumaron otros agricultores, y desde mi lugar de empresario decidí imitarlos, ofreciendo a quienes trabajan en mi empresa una bonificación idéntica”, indicó Brodersen en un texto que hizo llegar a este diario. Y expresó su anhelo de que la “movida” sume adeptos en el sector privado. “Lo hago además con la idea de que otros se sigan sumando con su aporte para sostener al Gobierno (nacional) que, a pesar de las enormes dificultades que afronta como consecuencia de la herencia recibida, ha marcado el camino de transformación que debe seguir nuestro país”, añadió el oriundo de Aguilares.

Medios de distintas ciudades del país se hicieron eco de la iniciativa de Blasco. El empresario aclaró que la medida era “a título personal”. En rigor, desde 2017 ya no preside la Asociación Civil de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor), y no integró las listas en los comicios provinciales ni en los nacionales. “Por ahí da para que se malinterprete, porque alguien dijo que es una iniciativa de Cambiemos, y no lo es”, le aclaró.

En la oposición hubo recomendaciones de consultoras a los dirigentes para que se abstengan de sumarse a la polémica. No fue ese el camino que siguió el legislador Brodersen, cuyo mandato finaliza en octubre, ya que no se postuló para ser reelecto en los comicios provinciales del 9 de junio.

Comentarios