Hay historias que merecen ser contadas y esta es una de ellas.

Una mujer se encontraba de vacaciones en Bahía junto a su pequeña hija cuando comenzó a sentirse mal, en el lugar le habían diagnosticado dengue y le comenzaron a dar medicamentos para eso. Pero con el correr de las horas la situación no mejoraba.

Acostada en la habitación y pensando que se moría, su hija rompió en llanto a las 4 de la mañana, fue ahí que golpearon a la puerta para preguntar que ocurría con la magnífica coincidencia que se trataba de un médico argentino.

La usuaria de Twitter @GabyFerpi se encuentra buscando a este ángel como ella misma lo nombró en su posteo, el médico no solo le dio el diagnóstico correcto, una infección estomacal, sino que además se hizo cargo de los gastos y del cuidado de su pequeña hija para luego partir a Buenos Aires.

Esperemos que Gaby pueda encontrar a este médico con un corazón de oro.

Comentarios