La Escuela Capitán Diego Francisco Pereyra, ubicada en el interior de Graneros en la localidad de Casas Viejas, fue el escenario elegido para dar cierre al programa “Vacaciones de Invierno en las Escuelas” y celebrar un Día del Amigo excepcional. El objetivo del programa, fue garantizar la seguridad alimentaria en unas 300 escuelas durante el receso invernal y brindarles a los niños actividades recreativas.

El encuentro, encabezado por el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, junto al secretario de Articulación Territorial y Desarrollo Local, Francisco Navarro, contó con la participación de los chicos que asistieron a la escuela durante el mencionado período, la directora de la institución, Silvia Beatriz Saavedra, junto al equipo técnico y los referentes comunitarios de la zona.

El Programa coordinado por la Dirección de Políticas Alimentarias, tuvo la finalidad, en primer lugar, de garantizar la seguridad alimentaria a mas de 300 escuelas en toda la provincia, pero también, de ofrecer un cronograma repleto de actividades recreativas para que los chicos pudieran disfrutar durante sus vacaciones.

Luego de la visita, Yedlin resaltó: “En un día muy especial, de mucha festividad, estamos celebrando junto a los chicos el Día de Amigo, en el interior de la provincia, en la localidad de Casas Viejas. Por supuesto, agradecer a los equipos del Ministerio del Interior, Educación y Desarrollo Social, que han podido garantizar la seguridad alimentaria de estos niños, pero además han brindado un receso recreativo y entretenido. Esto ha sido posible principalmente, gracias a la decisión de nuestro Gobernador. En la medida en que estemos juntos, vamos a estar más cuidados”.

Más de 300 escuelas

Por su parte, Navarro compartió: “Vivimos un cierre con mucha alegría, replicando lo que hicimos el año pasado de poder mantener abiertas las escuelas durante el receso,  con el fuerte compromiso de todos los actores involucrados. Son más de 300 escuelas las que han podido ofrecer un plato de comida para sus alumnos. Nos vamos agradecidos de haber compartido un Día del Amigo excepcional junto a los chicos de la zona”.

Por último, Saavedra expresó: “Muy contenta por este cierre festivo, conformes con un programa de mucha intensidad para nuestros chicos. Algunos asistían para poder almorzar y otros en búsqueda de sus viandas, pero a todos los hemos acompañado. Más de 140 niños asisten todos los días y fue de muchísima importancia haber podido dar continuidad a su seguridad alimentaria durante el receso”.

Comentarios