San Lorenzo de Almagro cayó hoy 2-1 con Cerro Porteño en La Nueva Olla, de Asunción, y quedó eliminado en los octavos de final de la Copa Libertadores.

Adam Bareiro, de penal, abrió el marcador para el conjunto argentino, pero Joaquín Larrivey, también desde los doce pasos, y Óscar Ruiz, lo dieron vuelta para darle la clasificación al local.

Tras el 0-0 de la ida en el Nuevo Gasómetro, con este resultado Cerro Porteño enfrentará en cuartos a River Plate, que anoche eliminó como visitante a Cruzeiro en la definición por penales.

El equipo de Juan Antonio Pizzi se plantó mejor en el campo desde el inicio. Durante toda la primera etapa San Lorenzo fue notoriamente superior a un rival que nunca encontró la pelota, ni mucho menos qué hacer con ella.

Así, a los 15 minutos de juego, y por aviso del VAR, Roldán sancionó penal por una infracción sobre la línea del área de Salustiano Candia sobre Héctor Fértoli. Dos minutos más tarde, Bareiro lo transformó en gol con un derechazo bajo y cruzado que ingresó junto al poste.

Sobre el final, a los 45, Fernando Belluschi la hizo bien por izquierda y, cuando podría haber definido él mismo, tocó al medio para Menossi, quien conectó la pelota en el área chica pero fue tapado con lo justo por Santiago Arzamendia.

El segundo período no arrancó con buenas noticias para San Lorenzo. El dueño de casa salió con otra actitud a buscar los dos goles que necesitaba para revertir la serie y Bruno Pittón derribó dentro del área al ingresado Ruiz, a los 8 minutos. Dos minutos después, Larrivey, un ex Huracán, transformó el penal en gol.

La experiencia de Miguel Ángel Russo dio sus frutos, porque a Ruiz, ingresado antes del inicio del segundo tiempo, le habían hecho la falta del penal y luego dio vuelta el marcador con un cabezazo, tras un buen centro de Federico Carrizo.

Todo lo bueno que mostraron los cuervos en la primera mitad desapareció en la segunda. No lograron inquietar el arco rival ni siquiera con la obligación de convertir y de a poco fueron viendo cómo se les iba la chance de avanzar en la Copa.

Es más, a los 47 pudo haber aumentado la ventaja Cerro Porteño, pero Carrizo disparó alto desde la línea del área chica.

Comentarios