Chile se ha posicionado como el mejor país de América Latina en cuanto al bienestar de sus jóvenes, según el Índice Global de Bienestar en la Juventud, desarrollado por la Fundación Internacional de la Juventud (IYF, por sus siglas en inglés).

El estudio, del que Chile participa por primera vez, fue presentado hoy en Santiago en su versión nacional, y destacó que, aunque Chile quedó en el puesto 9 de entre 30 países a nivel mundial, todavía tiene tareas pendientes en materias de Salud, Igualdad de Género y Oportunidades Económicas.

El informe abarca a personas con edades comprendidas entre 15 y 24 años, y fue presentado por la autora del índice (GCGY, por sus siglas en inglés), la canadiense Ritu Sharma, quien destacó que el bienestar de la juventud está mejorando lentamente.

“Usando el mismo grupo de indicadores de 2014, el bienestar de la juventud en todos los países que conforman el índice se mejoró en un promedio de 2 % en 2017”, indicó Sharma.

En cuanto a Chile, Andrés Mendiburo, investigador de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales Universidad Andrés Bello, afirmó que “existen diversos elementos que elevan la posición que obtiene el país, como las buenas conexiones o la alta tasa de cobertura educacional”.

Los puntos más favorables son educación y seguridad, en los que alcanzó los puestos a nivel mundial 5 y 7, respectivamente, destacándose en un alto porcentaje del gasto público destinado a Educación y una baja tasa de analfabetismo juvenil, así como el buen nivel de paz interna y la ausencia de preocupación por el terrorismo para los jóvenes.

También salió bien parado en materia en oportunidades económicas (puesto 7) por el crecimiento constante del PIB y los puestos de trabajo que se crean.
A nivel de América Latina, Chile se ubica en el primer lugar dentro de los países latinoamericanos incluidos en el ranking, por delante de Perú (12), México (14), Colombia (18) y Brasil (22).

La información del GCGY proviene en su mayoría de organismos internacionales, como el Banco Mundial y la Organización de Naciones Unidas (ONU), entre otros.

La Encuesta de Bienestar en la Juventud, que tiene un margen de error de 4,9 %, no tiene a Argentina porque no logra posicionarse.

El año pasado, la Encuesta alertó que los jóvenes argentinos viven con altos niveles de estrés, desigualdad, poca alfabetización y constantes cambios económicos y falta de oportunidades.

Comentarios