Colón empezó literalmente «con buen pie» su participación en la Copa Sudamericana 2019 al vencer esta noche a Deportivo Municipal, de Perú, por 3 a 0, en el Estadio Municipal, de Lima, en el partido de ida de esta serie inaugural del certamen.

La impecable conducción de la «Pulga» Luis Miguel Rodríguez, autor de un tanto y fino asistidor en los dos restantes convertidos por Marcelo Estigarribia (el primero) y Cristian Bernardi (el tercero), demostrando una vez más que tiene «guantes» en sus pies, resultaron demasiado para la endeble oposición del discreto equipo peruano.

Los santafesinos, que de esta manera le entregaron el primer triunfo al director técnico Pablo Lavallén luego de su desafortunado debut en la Superliga del pasado fin de semana, cuando cayeron también por 3-0 ante Aldosivi, en Mar del Plata, contaron con aproximadamente 700 hinchas que los alentaron desde las graderías del despoblado Estadio Municipal, de Lima.

Y el primer deleite para ellos recién llegó sobre el final del primer tiempo, cuando la «Pulga» habilitó desde unos 40 metros al paraguayo Marcelo Estigarribia, al que le puso la pelota al pecho para que éste, también de demostrada jerarquía, por ejemplo, en la Juventus, de Italia (fue campeón de la Serie A en la temporada 2011-2012), hiciera fuelle para pasarla sobre el cuerpo del arquero Steven Rivadeneyra, antes de empujarla a la red con el arco vacío.

Con esta corta diferencia se fueron a los vestuarios, pero en el arranque del segundo período volvió a pegar Colón, en un gol clave convertido por Luis Rodríguez tras dominar la pelota sobre el punto penal y definir de sobrepique al medio del arco, con un remate bajo y contundente.

A partir de allí Colón se apropió del desarrollo desde lo funcional y lo psicológico, manejando la pelota criteriosamente para que ésta corriera más que quienes disponían de ella, esperando el espacio justo para meter otro estiletazo.

Y ese instante llegó sobre los 25 minutos, otra vez, por obra y gracia de «Luis Miguel», que terminó de cantar victoria para Colón con otro pase filtrado para que Cristian Bernardi quedara mano a mano con Rivadeneyra y definiera por debajo del cuerpo del arquero.

Allí se terminó todo, porque si bien Deportivo Municipal intentó una remontada quimérica con el volante Pier Larrauri intentando manejar los hilos de su equipo, no fue para nada el conductor que le hacía falta al conjunto limeño, que siguió debatiéndose en la misma impotencia con la que jugó todo el partido.

Por eso Colón se fue de Lima con la sensación de serie cerrada, pese a que aún quedan 90 minutos para la revancha que tendrá lugar el 16 de abril en Santa Fe.

«Estoy contento por el triunfo y ahora esperamos ganarle a San Lorenzo el sábado, en el partido pendiente de la Superliga, porque necesitamos seguir creciendo con este nuevo proyecto, ya que Lavellén todavía no tuvo tiempo de trabajar con nosotros como es necesario», remarcó el héroe de la noche en Lima, Luis Rodríguez.

«Cuando uno no tiene mucho tiempo de trabajo lo que hay que hacer es lo más fácil, que es tratar de ser ordenado, y eso fue lo que hoy hoy hizo Colón, que además contó con la buena lectura que hicieron los futbolistas sobre los momentos del partido en los que era más factible golpear al rival», corroboró los dichos de la «Pulga» el propio Lavallén.

En otro de los dos partidos jugados esta noche por esta misma instancia de Copa Sudamericana el debutante ecuatoriano Mushuc Runa empató como visitante ante Unión Española, de Chile, 1 a 1, con un gol del delantero argentino ex Independiente Esteban Rivas, a los 25 minutos del segundo tiempo, mientras que a los 45 de esa etapa final igualó para los locales David Llanos.

Y finalmente en Bolivia, el local Nacional Potosí, que tiene una camiseta similar a la de River Plate, también igual a la de Deportivo Municipal, cayó en el segundo minuto de descuento del segundo tiempo ante Zulia, de Venezuela, por 1 a 0, con gol de Brayan Moya.

Comentarios