Se trata de estas alitas de pollo rebozadas con oro de 24 kilates. Este deslumbrante plato realizado con polvo de oro comestible no es apto para todos los bolsillos, ya que cuesta 40 euros la ración de diez piezas.

Comentarios