Un hombre llamó al Departamento de la Policía de la localidad Craigavon en Irlanda del Norte haber sido estafado cuando fue a comprar drogas.

Según manifiestó telefónicamente a los agentes, pagó «más de 200 libras» (261 dólares) por cocaína y a cambio, recibió azúcar moreno.

Esa situación sorprendió a los uniformados, que no entraban en razón de lo que habían escuchado.

Cuando le comentaron al indignado consumidor que debía presentarse para realizar la denuncia, el sujeto no se animó y nunca los volvió a llamar.

La publicación con detalles de la llamativa charla se hizo viral a través de las redes sociales y fueron varios los que los internautas que se rieron del desesperado joven.

«Si usted ha sido estafado por su distribuidor y le gustaría recibir el reembolso, llame al 101», bromea el autor de unos de los posteos.

«Un traficante de drogas deshonesto. ¡¿En qué se está convertido este mundo?!», agregó otro.

Comentarios