A partir de la cero hora de hoy viernes habrá paro de ómnibus en Tucumán, en adhesión a una medida de fuerza nacional, confirmó a LA GACETA el secretario general de UTA en la provincia, César González.

La protesta se lleva a cabo en el interior del país, con excepción de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, en reclamo de una mejora salarial del 20% y un bono de $ 16.000 para los trabajadores. El sindicato de choferes exige que se reconozca a nivel nacional el acuerdo salarial porteño.

«El paro abarca líneas urbanas, metropolitanas y las que van al interior de la provincia. No incluye servicios de larga distancia, que funcionarán con normalidad», remarcó González.

El dirigente sindical dejó en claro que espera una comunicación desde UTA nacional para conocer la modalidad del paro, referida al tiempo en que se desarrollará la protesta y si será con movilización.

Efectos del paro provincial

González también se refirió al paro que dejó sin servicio de colectivos a los tucumanos durante cinco días a causa de demoras de los empresarios de Aetat en pagar los sueldos de junio a los choferes. «Hoy comenzaron a abonar el 70% de la planilla y con mucha suerte el miércoles 17 se hará efectivo el resto», indicó.

Además, contó cómo reaccionaron los usuarios de ómnibus luego del paro de esta semana. «El usuario siempre reacciona bien con nosotros; no tuvimos inconvenientes, porque entiende que seguimos cediendo nuestro salario para que el servicio se preste normalmente», apuntó el sindicalista.

«Pero no se puede seguir así, cobrando los salarios de esta forma en una economía inflacionaria. Estamos preocupados por nuestra fuente de trabajo», resaltó.

González opinó que la responsabilidad del pago de los salarios de los conductores de colectivos es de los empresarios. «Trabajamos para las empresas de transporte, no para la Provincia, la Nación o los intendentes», observó.

La tarjeta SUBE

Se mostró totalmente a favor del planteo de que en Tucumán se aplique la tarjeta SUBE en lugar de las Ciudadana y Metropolitana, como planteó el subsecretario de Infraestructura del Plan Belgrano, José Ricardo Ascárate, para que los subsidios recalen en los usuarios y no en las empresas.

«Venimos bregando desde hace mucho tiempo que se instrumente la SUBE en Tucumán. Lo pedimos durante todo el año pasado y también en el corriente año, sobre todo para las líneas rurales, ya que nuestros compañeros son siempre agredidos en robos, porque manejan dinero», cerró González.

Comentarios