El Subsecretario de Infraestructura del Plan Belgrano, José Ricardo Ascárate, criticó al sistema de transporte de la provincia y explicó cuáles serían las opciones para que baje el precio del boleto.

“El Gobernador y los empresarios dicen que esto es un problema de la Nación, pero en Tucumán a las tarjetas Ciudadana y Metropolitana las manejan los empresarios. Ya no las controla ni el municipio, ni la provincia”, comentó.

El funcionario, además, marcó la diferencia con el subsidio que recibe Buenos Aires: “en Capital Federal el subsidio de la Nación es para el usuario, con la tarjeta SUBE –administrada por el Ministerio de Transporte de la Nación- de acuerdo a la cantidad de viajes el precio va bajando”.

En la provincia el subsidio va directamente a las empresas: “en Tucumán no importa cuántos viajes hagas, siempre sale lo mismo, el subsidio en Tucumán no es al usuario es a la empresa que sigue cobrando lo mismo”, agregó.

Ascárate aseguró que la Nación no es responsable en esta situación: “se definió con todas las provincias el subsidio que recibiría en todo el sistema de transporte, en Tucumán se paga $ 54 millones mensuales para el combustible y se paga en forma directa”.

“En Tucumán los pagos se realizaron con cheques y la operatoria que no es ni ordenada ni prolija, dificulta el control. Pero llamó la atención que solamente hasta abril, se reflejaba en los resúmenes de cuenta un faltante en los movimientos de $ 3.122.984, o sea que no estaban rendidos cuenta. Ahí es cuando la Nación pidió que se rinda cuenta del monto faltante y se ordene la operatoria”, explicó porque los cheques no se podían seguir sin el extracto bancario, después de eso se iba a seguir recibiendo el subsidio nacional.

El legislador electo aseguró que “la única manera de no perjudicar al usuario en Tucumán es que venga la tarjeta SUBE y que se subsidie al usuario. Cada peso que la Nación pone va a una disminución del costo del boleto del usuario, mas viajes menos valor”. Y remarcó que este sistema se aplica en casi todo el país, menos en la provincia.

Cómo lograrlo

“Hay que estudiar el costo del transporte real por kilómetro. Para saber cuánto tiene que cobrar cada empresa hay que dividir el costo en el rendimiento. Se debe conocer los pasajeros por kilómetros para que la división de los pesos que se subsidiaria por pasajero”, explicó.

Y añadió: “el precio de boleto en Buenos Aires recorriendo 30 o 40 kilómetros está a $ 11 por día Y de acuerdo a la cantidad de boletos. El precio que se calcula es $ 19, pero si viaja más baja el precio”.

Ascárate comentó irónicamente que no le sorprende que: “hemos tenido 5 días de paro y que casualidad que se levantó cuando ingresó en el concejo deliberante un pedido de suba del boleto del transporte de pasajeros al $ 37,75 que un 94% de aumento”.

“El lunes esta gente dejó a los miles de turistas que llegaron a Tucumán sin transporte, y el martes se movilizaron son ómnibus de AETAT al parque 9 de julio para el acto del gobernador, no había ómnibus para transportar a los ciudadanos en Tucumán. Los ómnibus se paraban en la avenida Gobernador del Campo y llevaban a la genta al acto del gobernador identificados con su pechera”, denunció.

“Para marcar una diferencia el paro nacional de transporte es por las paritarias, no por falta de salarios”, concluyó.

Comentarios