El pronóstico del clima presagia que los tucumanos tendrán un alivio después de un fin de semana marcado por tormentas e inundaciones. Según Juan Minetti, titular del Laboratorio Climatológico Sudamericano, si bien las lluvias continuarán posiblemente hasta mañana, la intensidad de las mismas será mínima y, en principio, ya no se producirán tormentas.

Desde mañana, la provincia volverá a experimentar días de calor con posibilidades de lluvias nocturnas.

Según los datos aportados por el meteorólogo, las lluvias del fin de semana adquirieron volúmenes alarmantes. Sólo durante el domingo precipitaron 115 milímetros en la capital y, en el este, donde se encuentran los departamentos más afectados, cayeron más de 150 milímetros. Esto detonó las inundaciones en el interior, donde recién ayer las tormentas cesaron y se pudo asistir a las familias afectadas.

“La situación en general ya está mejorando respecto al domingo, que concentró las lluvias más importantes. A partir de ahora, si bien habrá lluvia, no se repetirá lo vivido el fin de semana”, insistió el especialista.

Para hoy, la mínima será de 17° y la máxima, de 25.

Según el pronóstico extendido brindado por Minetti, a mediados de mes habrá más precipitaciones e imperará el tiempo caluroso.

En relación con el campo, el meteorólogo explicó que las predicciones son negativas. “Vamos a saber cómo le afecta la lluvia entre estos días, pero de todos modos esto no es positivo: es demasiada agua”, advirtió.