Convocatoria para tratar productividad y salarios

45

Por Roberto Di Sandro
El Decano
70 años en la Casa Rosada
rdisandro@cronica.com.ar

Se reúnen gobierno, empresarios, trabajadores y sectores provinciales. Van a tratar el aumento del salario mínimo, vital y móvil. Se convocó en forma urgente, ante el clima de agitación que vive el país. El presidente Mauricio Macri decidió que el 8 de agosto el Consejo del Salario comience a tratar la situación en el Ministerio de Trabajo. No se descarta que a la apertura vaya el propio mandatario.

Este panorama demuestra que un organismo de esta naturaleza debe dar alguna solución para evitar males mayores que cada vez se aproximan más. Hasta el momento no se ha podido superar la inflación, el alza de precios, el riesgo país, los tarifazos que siguen sacrificando a la gente; las inversiones no aparecen, la productividad cae día a día y los números en los diferentes sectores laborales cada vez se achican más. Los ajustes se hacen más severos a la luz de condiciones que surgen del Fondo Monetario Internacional ( FMI) y, como lo ha dicho el propio mandatario, “los empresarios no ayudan mucho”.

Al mismo tiempo, la corrupción de años anteriores comienza a difundirse como reguero de pólvora y no sólo impacta contra figuras salientes del gobierno pasado incluyendo a la ex presidenta, sino que también rodea a funcionarios de la actual gestión. Sobre el particular, en la quinta de Olivos se realizan reuniones permanentes para tratar este asunto que escandaliza a todo el mundo, a la luz de frases que repite constantemente el máximo gobernante: “Este escándalo va a salpicar a muchos empresarios y no debe quedar impune”.

Los rostros de algunos ya están saliendo a la palestra. Claro que son muchas las opiniones que surgen, polémicas, en las cuales enfocan aquello de que “ahora está apareciendo la Justicia porque hay que distraer la atención pública para tapar la crisis socioeconómica que no se puede detener”. ¿Por qué se quedó pensando?… Vamos a descubrir el alimento informativo oficial y de anticipos que atesoramos para este habitual espacio de los domingos.

Consejo Económico Social

Hace mucho y a lo lejos se creó el Consejo Económico Social. Algunos gobiernos lo adoptaron pero luego lo descartaron. Un dirigente gremial de correos, muy serio él y bien definido, Ramón Baldassini, lo mencionó en varias oportunidades y hasta lo incluyó en sus discursos de la OIT. Se lo mencionó en los últimos tiempos en diferentes ramas y ahora ciertos políticos, medio economistas, lo están tratando de reivindicar. Por el lado del gobierno alguien lo nombró “muy al pasar” y por eso, ahora que aparece este Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, dicen que puede volver a tocarse para ver cuál es la reacción. Allí se establecen pautas para un organismo que se integra con el gobierno, los empresarios y los trabajadores y se consolidan en sus puestos para poder analizar constantemente, durante cierto tiempo, todo lo que tiene que ver con presupuestos, salarios y aquello vinculado a la gestión socioeconómica. Veremos.

Marcha atrás

El rumbo económico del gobierno no da pie con bola. Intenta tomar una medida y el “choque” con los sectores es casi permanente. Logra aplicar los tarifazos, pero en otros menesteres sociales, que muchas veces desconoce, resbala y da marcha atrás. Por eso, hace horas ocurrió algo parecido con las asignaciones familiares para regiones especiales. Las quería sacar pero debió resignarse a parar el decreto y no quitarles un peso a los que deben percibirlas. Alguien le dijo a la Anses: “Pare, ya no le queda ni un peso a la gente”. Más o menos fue así lo que se expresó, y el Presidente frenó la decisión. Ahora está en suspenso. Atención, los propios hombres de Cambiemos se dieron cuenta de que poner en vigencia la medida era una barbaridad. Por lo menos, algunos tienen un poco de sensibilidad.

Sorpresa macrista

En breves y sabrosas, siempre lo repetimos: surgen todo tipo de realidades y casos insólitos. No queremos que se los pierdan. Vean.

A) “¿Y esto?”. Expresión de Macri cuando vio la foto de Cristina Fernández de Kirchner con Hugo Moyano. Dicen que agregó: “¡Qué manera de cambiar!”. Parece que el Hugo se informó y no se calló: “¿Y él (Macri) con cuántos del gobierno anterior se reunió?”. Y los nombró. Es algo de nunca acabar.

B) Los tamberos con el Presidente. Dicen que les van a dar todos los beneficios que sean necesarios y que nunca cobraron. Lo prometió alguien que estaba presente y es una figura poco conocida para el público, porque tiene perfil bajo y sale poco en los medios. Su nombre: Javier González Fraga, presidente del Banco Nación. Antes, en otra época y junto a Carlos Menem, era más amplio con la prensa. En fin.

C) Apunta: San Cayetano estará en la Plaza de Mayo. Por primera, vez el Santo del Trabajo saldrá de la Catedral el 11 de este mes. Sin duda, habrá una multitud. Se están preparando los organismos de seguridad para evitar cualquier desmán.

D) Durante el gobierno anterior las tarifas estaban subsidiadas. Llegó Macri y hasta el momento la suba se produjo y alcanza -lea bien- al 1.000 (mil) por ciento de aumentos. La pregunta es: ¿las empresas que los recibieron no deberían devolver esos subsidios? Es evidente que se quedaron con los subsidios y los aumentos. ¿Cuántas escuelas y hospitales se podrían construir? Total, viva la Pepa.

E) es la última de este bloque: de todos los candidatos que tiene Macri para el Seleccionado nacional, menciona uno al que mira con interés: Jorge Almirón. Fue de Lanús. Estuvo con él en Olivos. ¿Qué dirá Daniel Angelici?

“Escritoritis”

La educación general es uno de los ítems más trascendentes en la Argentina, que no se toma como tal. Así lo mencionó en un reportaje realizado por Crónica el director de ESBA, Escuela Superior de Buenos Aires, profesor Alberto Raviglione. Aludió a los diferentes problemas que aborda el sistema educativo en el país y mencionó que “deben surgir ideas y medidas concretas en general para que esta materia relevante conduzca a nuestros estudiantes a alcanzar un nivel preponderante en el rol que desempeñen en el futuro”.

Lamentó con frases conmovedores la muerte de la vicedirectora del colegio de Moreno y del encargado del establecimiento y finalmente tuvo una frase que impactó en lo que hace a cómo debe terminar la burocracia en la Argentina. “Estamos acostumbrados a una enfermedad que se llama escritoritis, lo que significa estar sentado en un escritorio y no ir nunca a los lugares para ver qué pasa”. Tiene razón. El domingo estamos de nuevo en estas páginas, y el viernes en Crónica HD. Hasta entonces.

Fuente: [scrape_url

Comentarios