La precandidata a vicepresidenta por el Frente de Todos, Cristina Fernández de Kirchner, viajó esta madrugada a Cuba para acompañar a su hija Florencia, quien se encuentra bajo tratamiento médico en ese país.

De esta manera, la compañera de fórmula de Alberto Fernández pondrá una pausa en la campaña electoral, con vistas a las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) que se disputarán el 11 de agosto.

La ex presidenta y senadora fue autorizada a viajar entre el 2 y el 10 julio por el Tribunal Oral Federal (TOF) 2, que la juzga por el supuesto direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cuz durante su gestión.

Los jueces del TOF 2 sostuvieron que, a pesar de que el juicio oral ya comenzó, el viaje de la ex mandataria no demandaría cambios en el cronograma; aunque le indicaron que tendrá que informar su regreso al tribunal dentro de las siguientes 48 horas.

Los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso, Rodrigo Giménez Uriburu destacaron además que la defensa de la senadora y precandidata a vicepresidenta aportó copias de los pasajes de ida y vuelta, e indicó el domicilio en el que se encuentra el hotel en el que se hospedará. (Télam)

Comentarios