Un hombre y una menor de 12 años fueron detenidos en Rusia, acusados de asesinato y canibalismo. Todo ocurrió luego de que, dentro de la vivienda que habitaban, fuera hallado el cuerpo de un hombre sin vida, decapitado. La cabeza estaba dentro del horno.

El hecho sorprendió a toda la zona, en la localidad de Novinka, norteña región de Leningrado. Hasta esa vivienda llegó la policía luego de que una investigación diera indicios de un crimen. Al inspeccionar el lugar, los pesquisas encontraron parte de restos humanos en una sartén y la cabeza en el horno.

El resto del cadáver descuartizado también se encontraba en la misma casa.

Luego de los allanamientos, los uniformados detuvieron al hombre de 22 años, y también a la menor, quien habría participado en los delitos. «Fue interrogada como testigo menor de edad y ubicada en una institución especializada para adolescentes», confirmaron los pesquisas.

«La investigación también está comprobando la información sobre el posible consumo de pedazos del cuerpo de la persona asesinada por parte de los detenidos», comunicaron las autoridades.

Según lo relatado en la causa, lo que se pudo comprobar es que los detenidos conocieron a su víctima, de 21 años, en un café de San Petersburgo. Luego del encuentro, convivieron algunos días en su vivienda de Novinka.

En la madrugada del miércoles, se produjo un conflicto entre los dos hombres que derivó en el salvaje crimen del dueño de la casa.

Por otra parte, el adulto está sospechado también de mantener relaciones sexuales con la menor, que era buscada por la policía luego haberse fugado de la vivienda familiar, en la ciudad de Sochi, a fines de septiembre.

Comentarios