Entre el domingo y el lunes, dos nenas víctimas de abuso sexual ingresaron al hospital de Niños. Una de ellas tiene dos años y fue asistida por los médicos el domingo a la noche luego de que le dijera a su madre que tenía un dolor en la zona genital.

Según la Policía, la niña dio a entender que su padre había sido el agresor. Lo habría hecho en un momento en la madre salió de la casa.

La segunda víctima, de cuatro años, habría sido abusada ayer por la mañana en el sur de la provincia.

Según dijeron las fuentes, la niña habría quedado sola en la casa con un hombre, quien sería la pareja de su madre. Cuando regresó la mujer a la vivienda, ya que había salido a hacer compras, encontró a la niña llorando y la llevó a un centro hospitalario de la zona.

La nena fue derivada a la capital cuando confirmaron que se trataba de abuso sexual. Por orden judicial, la madre fue privada de la libertad. El abusador está prófugo.

Comentarios