Hoy es un día clave para el mundo financiero del país, ya que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) enfrentará vencimientos por 492.000 millones de pesos en Lebac. Se trata de los bonos de deuda a corto plazo que emitió la entidad bancaria con el fin de generar circulación monetaria con la compra por parte de grandes y pequeños ahorristas.

En diálogo con diario Hoy, el economista Mario Rapoport comentó que lo que hacen las Letras del BCRA es que “inyectan más dinero a la economía”. De esta manera, “se trata de resolver el déficit fiscal con monedas, con inyección monetaria”. Las personas que compran las Lebac reciben el monto que desembolsaron y el interés correspondiente, que es una tasa de 27,25% para el vencimiento más corto (mensual), tal la última convalidación de la entidad monetaria. En lo que va de febrero, en tanto, el organismo vendió Lebac por casi $40.000 millones con el doble objetivo de sostener la tasa -y evitar de este modo que la demanda vaya al dólar, con su consecuente efecto en la inflación- y de absorber más pesos del mercado.

“Hay gente que quiere comprar Lebac pero antes tiene que tener ingresos; pero no pueden haber ingresos productivos en la medida en que se desmorona la economía”, señaló Rappoport. El experto enfatizó que “se abrieron las importaciones y no hay reactivación de las empresas”, medidas que van en desmedro de los argentinos, ya que no solamente hay una economía estancada sino que los productos extranjeros entran cada vez más al país a competir con la manufactura local.

En este marco, el profesional aclaró que Argentina “es un país altamente especulativo en todo sentido. En lo real, en Argentina no existe en el mundo en estos momentos, porque los empresarios no van a invertir en un país con estos problemas económicos, con un alto nivel de inflación. Otros países están protegiéndose a sí mismos con economías industrializadas”.

A mediados de enero pasado, se realizó la primera licitación de letras luego de que el Gobierno modificó las metas de inflación para este año y los próximos. Con el objetivo de absorber más pesos del mercado, en lo que va de febrero el BCRA vendió Lebac por casi $40.000 millones con el doble objetivo de sostener la tasa y, de esta manera, evitar que la demanda vaya a la compra de dólares.

“El dólar no depende sólo de lo que pasa en nuestro país, sino de lo que ocurre en Estados Unidos con la tasa de interés, y en otras partes del mundo”, sostuvo Rappoport. El economista señaló, además, que “en la medida en que Argentina esté fuertemente endeudada, será más difícil de controlar la divisa norteamericana. La deuda futura va a ser mucho mayor de cuando se la contrajo. Ahora pasa más parecido a lo que ocurrió con la etapa del expresidente (Fernando) De La Rúa, y que terminó con la crisis de 2001”.

Comentarios