Guido Sandleris, flamante presidente del Banco Central (BCRA), anunció este miércoles por la tarde una idea pensada por su antecesor, Luis Caputo, la semana pasada: banda de flotación del dólar entre “el piso de $ 34 y el techo de $ 44”.

La máxima autoridad bancaria del país estableció, entonces, una zona de no intervención cuando la divisa estadounidense se mueva entre aquellos valores y una zona de intervención cuando se acerque a esos parámetros.

El Banco Central podrá vender en esa circunstancia hasta US$ 150 millones por día para controlar la fluctuación de la moneda extranjera. En ese sentido, Sandleris aseguró que “está muy cómodo con el tipo de cambio actual”.

El nuevo titular del BCRA, además, explicó que cambió la estrategia del organismo: a partir de ahora “se dejará atrás las intervenciones cambiarias como principal herramienta y se volverá al enfoque de la política monetaria”.

Comentarios