Según relató Catriel Gómez,el joven de La Falda, la explosión se produjo mientras cargaba el teléfono.

Así quedó el celular.

El muchacho contó que «era impresionante lo que me ardía. Me desperté en llamas. Me quedaron ampollas desde las piernas hasta las axilas.»

El celular de Gómez era un Motorola E5 Play. Lo había comprado meses atrás en cuotas y aún lo estaba pagando. El último jueves a la noche salió con amigos y al regresar a su casa lo puso a cargar como tantas otras veces. Era ya madrugada del viernes y se quedó dormido con el teléfono en la mano.

Al explotar el celular, el líquido de la batería se le impregnó en diferentes partes del cuerpo y le provocó las quemaduras. «En el hospital me dijeron que nunca habían visto algo así, estaban todos sorprendidos», recordó.

Fue su hermana quien lo llevó para que lo asistieran. La joven dormía en la misma habitación y al ver lo que pasaba lo ayudó a apagar el fuego.

Luego del accidente el joven apeló a su cuenta de Facebook para alertar a los demás que no duerman con el celular encima. «Nunca sabés lo que va a pasar», advirtió.

Otros casos similares

En octubre pasado una chica de 14 años de Kazajistán murió, también mientras dormía y los medios consignaron que el motivo fue la explosión de su celular, que había puesto a cargar en su almohada.

En la Plata en enero de 2017 se registró otro hecho del mismo tipo. En ese caso un bebe de 6 meses sufrió quemaduras en un pie cuando un celular que tenía cerca explotó y se prendió fuego su batería. Su padre relató que el teléfono ni siquiera estaba enchufado.