El chofer Oscar Centeno declaró al ampliar su indagatoria lo que había hecho con los cuadernos de las coimas: “Los quemé en la parrilla del fondo de mi casa”.

Con respecto a la quema de los mismos, dijo que estaba solo y sucedió cerca de mayo de este año. Esto lo hizo porque le estaban trayendo muchos problemas y que antes lo había hablado con un excompañero de trabajo del Ministerio de Planificación, que le recomendó que se deshiciera de ellos.

La declaración de Centeno de anoche permitió que sea excarcelado, pero con custodia, luego de que el acuerdo con el juez de la causOscar Centeno declaró al ampliar su indagatoria lo que había hecho con los cuadernos de las coimas: “Los quemé en la parrilla del fondo de mi casa”.

Sobre la quema de los mismos, dijo que estaba solo y sucedió cerca de mayo de este año. Esto lo hizo porque le estaban trayendo muchos problemas y que antes lo había hablado con un excompañero de trabajo del Ministerio de Planificación, que le recomendó que se deshiciera de ellos.

La declaración de Centeno de anoche permitió que sea excarcelado, pero con custodia, luego de que el acuerdo con el juez de la causa corriera peligro porque previamente dijo que estaban en su casa. Finalmente, Bonadio convalidó el pacto y le firmó la excarcelación.

Centeno pidió ampliar su indagatoria. A las 17:30 de ayer, Centeno entró al juzgado de Bonadio. El magistrado lo esperaba con el acuerdo sin firmar sobre su escritorio y le advirtió que era su última oportunidad.

Fue entonces cuando él contó que efectivamente había quemado los cuadernos. Que lo había hecho en la parrilla, sin testigos. Sobre la temporada que no los tuvo en su poder, dijo que había decidido sacarlos de su casa porque pensaba que su actual mujer se los leía y tenía miedo de que ella pudiera usarlos en contra de su voluntad.a corriera peligro porque previamente dijo que estaban en su casa. Finalmente, Bonadio convalidó el pacto y le firmó la excarcelación.

Centeno pidió ampliar su indagatoria. A las 17:30 de ayer, Centeno entró al juzgado de Bonadio. El magistrado lo esperaba con el acuerdo sin firmar sobre su escritorio y le advirtió que era su última oportunidad.

Fue entonces cuando él contó que efectivamente había quemado los cuadernos. Que lo había hecho en la parrilla, sin testigos. Sobre la temporada que no los tuvo en su poder, dijo que había decidido sacarlos de su casa porque pensaba que su actual mujer se los leía y tenía miedo de que ella pudiera usarlos en contra de su voluntad.

Comentarios