A poco más de un año de haber habilitado el estado de emergencia para el transporte público de pasajeros en la provincia, la Legislatura volverá a ser el escenario de debate sobre la crisis que, según los empresarios, afronta el sector.

“Le tenemos que dar una solución de fondo, y no trabajar en la coyuntura. Vamos a invitar a todas las partes intervinientes en la toma de decisiones”, anticipó el vicegoberandor, Osvaldo Jaldo, luego de la recepción de su diploma por parte de la Junta Electoral, el jueves, frente al Teatro Mercedes Sosa. En la ocasión, reiteró los cuestionamientos a la Casa Rosada. “Estamos siendo discriminados por el Gobierno nacional: del 100% de los subsidios (al transporte), el 90% queda para los ciudadanos que viven en Capital Federal y en Provincia de Buenos Aires, y para los que vivimos en el resto de los distritos, sólo un 10%. Y a Tucumán, para que los tucumanos sepan, el Gobierno nacional manda un 0,7% de la masa total coparticipable en materia de transporte público de pasajeros”, aseveró el Jaldo. La idea del vicegoberandor es que el bloque oficialista trabaje en un proyecto de ley que unifique al transporte, bajo la figura de un ente multisectorial. La meta es que Tucumán cuente, a partir de 2020, de una norma integral que regule a colectivos urbanos, interurbanos y rurales.

En mayo de 2018, sobre la base de una iniciativa del gobernador, Juan Manzur, la Cámara legislativa declaró el estado de emergencia por dos años (prorrogables por otros dos, a criterio del PE) en el servicio de ómnibus en la provincia. En medio de una polémica por los cambios en el régimen de subsidios nacionales y para evitar despidos, el Gobierno aceptó girar $ 20 millones por mes a la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat). En diciembre pasado, el monto mensual fue llevado a $ 130 millones. Al margen de la convocatoria de Jaldo para tratar la crisis que afecta al sector, Manzur avisó: “no podemos darles más plata a los empresarios del transporte”.

“Las provincias cuentan con los recursos”

El conflicto en el transporte público de pasajeros alcanza varios distritos del país. Además del paro de la semana pasada por parte de UTA-Tucumán, hubo una medida de fuerza el viernes dispuesta por el gremio de los choferes a nivel nacional. Y en Jujuy se extenderá la huelga por tiempo indeterminado.

Ante este escenario, el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Transporte que encabeza Guillermo Dietrich, emitió un comunicado sobre el tema.

“Cada provincia o ciudad es responsable de su sistema  de colectivos. Son ellas las que definen qué cantidad de unidades circulan, sus recorridos, paradas y tarifas; las que licitan las concesiones; y las que controlan los costos de cada sistema de transporte”, señala el texto. Remarca que “representantes de todas las provincias” aprobaron en el Congreso la Ley de Presupuesto 2019. “(Mediante dicha norma), el Gobierno nacional transfirió a los gobiernos locales los recursos para el financiamiento de colectivos. A partir de la Adenda Fiscal desde este año, las provincias cuentan con los recursos para el transporte. Es su decisión dónde los destinan”, destaca el comunicado. Y agrega que “en forma complementaria y para acompañar el proceso, el Estado nacional ha continuado apoyando los sistemas locales del interior del país mediante diferentes mecanismos”. Así, sostiene la Nación, se destinan $ 8.700 millones para los sistemas de colectivos en el interior del país. “La Ciudad y la Provincia de Buenos Aires también son responsables de sus colectivos. En ellas hoy funciona el transporte porque cada gobierno local incrementó subsidios para cubrir la paritaria”, añade.

Por último, recuerda que este miércoles habrá una nueva audiencia con el sector. “El Ministerio de Trabajo volverá a convocar a las jurisdicciones locales que ha solicitado la cámara empresaria, como lo viene haciendo en las anteriores audiencias. Para la audiencia llevada a cabo ayer (viernes), la única provincia que envió representantes fue Buenos Aires”, agrega el texto.

Se dijo en la semana

Manzur: El gobernador objetó la “inequidad”

“Se está acentuando la inequidad en la Argentina. Hay que entrar en la web del Ministerio de Transporte de la Nación y ver cómo es la asignación de subsidios que se da al transporte: el 90% del subsidio de todo el país queda en Capital Federal y provincia de Buenos Aires; mientras que el 10% restante se distribuye en toda la Argentina”, dijo.

Alfaro: Subsidios, un límite para el intendente

“Si nos convocan a una reunión (en la Legislatura) vamos a asistir, con la expectativa de escuchar propuestas y también de que se escuchen nuestros aportes. (Advierto que) la Municipalidad no otorga subsidios al transporte. Eso va a seguir siendo así. No vamos a intervenir en ninguna estructura que signifique (lo contrario)”, indicó.

Berarducci: El funcionario cargó contra Aetat y UTA

“Se está utilizando una metodología extorsiva de parte de parte del empresariado y desde determinado sector del sindicalismo le es funcional. Ante un pedido y una necesidad de un incremento de tarifa se recurre a una medida extrema, desproporcionada, inconsulta y que le quita legitimidad al reclamo”, dijo el secretario de Gobierno de la Capital.

González: El gremio de choferes reclama “seriedad”

“Hay que darle la seriedad que se merece (al tema). Los poderes concedentes tienen que ver cómo solucionan el problema del transporte en la ciudad y en la provincia. Nosotros no podemos seguir cobrando en cómodas cuotas, y dentro del marco de una inflación que nos come día a día todo el salario y aumentos conseguidos”, dijo el titular de UTA-Tucumán.

Juri: El legislador, a favor de que sea “esencial”

“No puede el ciudadano común estar pagando la crisis de las empresas o de una discusión empresa-gremio, sin profundizar en quién tiene la razón. El empleado tiene que cobrar su sueldo en tiempo y forma, pero el empresario dice que paga a pérdida. Comparto la decisión del Ejecutivo municipal de declarar el servicio como esencial”, dijo.

Cortalezzi: El concejal rechaza el boleto a $ 37,85

“Esa cifra (de $ 37,85 que pide Aetat para el boleto) es una locura desde cualquier punto de vista. Nosotros vamos a trabajar en una modificación de ordenanza en la que se trate de restringir ese abuso que tienen los empresarios de dejar sin transporte a toda una población”, afirmó el presidente del Concejo Deliberante de la Capital.

Dietrich: El ministro y un mensaje a la Provincia

“El paro es un tema que lo tiene que resolver la Provincia. Hoy, como en el resto de los distritos, Tucumán tiene bajo su responsabilidad el transporte público de pasajeros”, había dicho el ministro de Transporte de la Nación el martes, cuando visitó la provincia para participar de los festejos por la Declaración de la Independencia.

Ascárate: El funcionario de la Nación y la “sube”

“En Tucumán a las tarjetas Ciudadana y Metropolitana las manejan los empresarios”, dijo. Y agregó: “la única manera de no perjudicar al usuario en Tucumán es que venga la tarjeta SUBE y que se subsidie al usuario. Cada peso que la Nación pone va a una disminución del costo del boleto del usuario: más viajes, menos valor”.

Comentarios