El pasado 20 de diciembre se hizo en Hotesur una “asamblea ficticia en la que renunciaron todas las autoridades”, según la denuncia que la ex diputada Margarita Stolbizer hará ante el juez federal Julián Ercolini, que investiga a la sociedad de los Kirchner por lavado de dinero.

Stolbizer argumentará que la medida se decidió para “vulnerar las cautelares” ordenadas por la Justicia, pedirá la intervención de la empresa y que se analicen las responsabilidades de los involucrados en las irregularidades.

En la causa se investiga el presunto pago de coimas a los Kirchner de parte del detenido empresario Lázaro Báez por falsos alquileres a hoteles de la expresidenta, como devolución de favores por beneficios por la adjudicación de contratos del Estado.

La denuncia involucrará a los Kirchner, a la sobrina de Cristina, Romina Mercado, a un abogado y a un escribano, a los que Stolbizer acusará de haber violado las medidas judiciales que pesan sobre la sociedad. En la presentación se indica que el 20 de diciembre de 2017 se “simuló la realización de una asamblea general ordinaria y extraordinaria” del directorio de Hotesur que, según la denuncia, fue una “pseudo asamblea con graves deficiencias que tornan nula la misma”, consigna el diario Clarín.

En la presentación se indica que esta asamblea se hizo en un sitio diferente al inscripto en la sede social, “tratándose del domicilio de Romina Mercado”, que es la presidenta de la sociedad, sobrina de Cristina e hija de la gobernadora de Santa Cruz Alicia Kirchner. En la denuncia además se acusa que la asamblea se hizo sin previa notificación al juzgado ni a los veedores asignados a la sociedad.

La sociedad de los Kirchner

Hotesur SA es la firma dueña del hotel Alto Calafate que -desde 2009 a junio de 2013- administró Lázaro Báez, acusado también en esta causa. Sólo por administrar el hotel, el dueño del Grupo Austral pagó a la ex Presidenta 27.592.110 pesos, según consigna un informe pericial. El contrato fue en dólares e incluía un canon mensual por la explotación comercial de 40 mil dólares.

Pese a que año a año pagó cada vez menos, siempre fue el principal cliente. En el análisis de los alquileres que año a año pagó el empresario K, se detalla que en el primer período abonó $ 6.829.240. El número decreció anualmente hasta 2013, cuando por seis meses se abonaron 2.937.672 pesos. Durante dicho período, la Justicia investiga en paralelo, la adjudicación de contratos viales que recibió Lázaro Báez: 52 por $ 46.000 millones cifra actualizada a 2016.

Además entre 2011 y 2012, con siete de sus sociedades, Lázaro Báez alquiló habitaciones que nunca utilizó de tres hoteles de la ex mandataria por 11 millones de pesos.

Comentarios