El dólar volvió a bajar ayer y terminó en $ 38,73 por efecto de la nueva política monetaria en la que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) aspiró pesos en manos de los bancos mediante la suscripción de Leliq a una tasa de 71,2%.

Así, la divisa recortó otros 33 centavos y en la semana acumuló una baja de $ 3,15, un 7,5% desde el viernes pasado. En el Banco Nación el dólar finalizó en $ 38,60, 40 centavos menos que el martes.

Mientras que en el segmento mayorista, la divisa estadounidense se ubicó en $ 37,69 y recortó 41 centavos respecto del cierre anterior.

El volumen operado en la plaza de contado apenas alcanzó los U$S 396,3 millones lo que refleja el objetivo de la entidad monetaria de reducir la demanda de dólares a partir de absorber pesos con instrumentos que ofrecen un tasa atractiva.

“Aunque con menor intensidad que las dos ruedas anteriores, el nuevo régimen de bandas volvió a evidenciar otro descenso del dólar mayorista, acumulando así ya una apreciación del 10% que no debería extenderse en el tiempo”, aseguró el economista Gustavo Ber, titular del Estudio Ber.

El experto agregó que esta situación se debe a que se estaría incubando un renovado atraso cambiario, a contramano del objetivo de las autoridades del BCRA y del FMI, ante la elevada inflación aún proyectada.

Durante la mañana de ayer, el Central anunció la intención de licitar Letras de Liquidez (Leliq) por un monto de hasta $ 110 millones, una cifra superior a la de las ruedas previas.

Adjudicó casi la totalidad anunciada $ 109.519,9 millones a una tasa de 71,2% promedio, superando a la pagada los días previos que fueron de 67,1% el lunes y 69,4% el martes. “Como calcularon las entidades financieras, los bancos no dudaron en constituir nuevamente Leliq en la licitación, que tenía acumulado un saldo a vencer de $ 123.341 millones que estaban colocados a una tasa anual del 60%. Se adjudicaron $ 109.520 millones a una tasa promedio de 71,2% con un máximo de 74% TNA quedando un saldo de $ 13.821 millones”, señaló Fernando Izzo, analista de ABC Mercado de Cambios.

El operador estimó: “aparentemente los bancos necesitaban del saldo libre de pesos mencionado de Leliq que venció ayer, ya que no se volcaron a la compra de dólares”. Y remarcó que la continuidad de las licitaciones de esas letras seguirán empujando la cotización aún más hacia abajo.

Por su parte en el mercado de futuros del Mercado Abierto Electrónico (MAE) no se registraron operaciones y en el de Rofex se operaron U$S 502 millones, de los cuales más del 60 % se pactó a octubre y noviembre a $ 39,40 y $ 41,12 marcando una diferencia de poco más de 1% respecto del cierre de ayer. Los plazos continuaron con la tendencia a la baja en línea con el spot, cayendo 55 centavos promedio.

Los analistas destacan la efectividad que en estos tres días demostró la aplicación de la nueva política monetaria ya que, mientras que en esta semana se recortó 8,6% desde el viernes pasado; durante la gestión anterior, con Luis Caputo, la divisa aumentó.

Comentarios