El dólar minorista avanzó ayer un 0,05% y cerró en un promedio de $42,29, en una jornada en la que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) convalidó una suba de 80 puntos básicos en la tasa de las letras de liquidez (Leliq) respecto de la licitación del viernes pasado, con lo que se ubicó en 59,863% en promedio. Es, según los analistas y expertos, la tasa más alta en lo que va del año.

En el segmento mayorista, la divisa estadounidense terminó en alza, en este caso de 0,24%, al sumar 10 centavos y finalizar a $ 41,30.

Gustavo Quintana, analista de PR Corredores de Cambio, dijo: “en una rueda de bajo volumen de negocios, la divisa norteamericana operó con un recorrido mixto y marcada amplitud entre máximos y mínimos operados”.

Según el analista, la escasa profundidad de la oferta exhibida sobre el final del día permitió la fuerte recuperación del dólar, que en los primeros momentos de la sesión había tocado mínimos en $ 40,55 en el segmento mayorista.

En tanto, Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, detalló que el incremento en la cotización del dólar se debió a la “incertidumbre” generada entre los operadores por la no realización de la licitación matutina de Leliq que comenzó a implementarse el viernes pasado.

“Esto hizo que los operadores fueran tomando posiciones, que se equilibró en la última media hora, cuando esperaron los resultados de la tasa de las Leliq”, dijo Izzo.

El especialista aseguró también que, al momento de analizar la suba, también hay que tener en cuenta que los ingresos de la divisa de la exportación cerealera, en estos momentos que estamos fuera del ciclo de comercialización, “alcanzan a US$ 60 millones diarios”, que es apenas un 10% del promedio operado en este mes de marzo.

“Es evidente que no alcanza para cubrir los egresos de giros al exterior por pagos de importaciones ni de los inversores que cambian de moneda de sus portfolios”, advirtió Izzo.

Por su parte, el economista de la consultora Ledesma, Gabriel Caamaño, explicó que, con viento a favor, la tasa siguió subiendo y el tipo de cambio nominal no aflojó.

“Fue un mal día, y es lógico cuando el mercado interpreta que se cambian las reglas (de licitación de las Leliq) todo el tiempo en función de la evolución del tipo de cambio nominal”, argumentó. Y añadió: “esperemos volver a la prudencia y prolijidad de la implementación”.

En tanto, el mercado de dinero entre bancos, conocido como el call money, operó a un promedio del 52%. En swaps cambiarios se pactaron US$ 90 millones, para tomar y/o colocar fondos en pesos, mediante el uso de compra-venta de dólares para hoy y mañana.

En el mercado de futuros de Rosario (Rofex), se operaron US$ 944 millones.

Comentarios