Dólar: Advierten que podría cerrar el 2019 cerca de $51,5

Por una combinación de factores, entre los que se pueden mencionar el desarme del carry trade y la toma de posiciones propias del fin de mes, el dólar saltó 2,4% o $ 1,44 a $ 39,94 y tocó un nuevo máximo diario desde que Guido Sandleris recaló en el Banco Central. De esta manera, el billete acumuló la quinta suba consecutiva en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa se disparó 3,9% o $ 1,45 a $ 39,05. Sucedió en una rueda en la que el BCRA efectuó una subasta Letras de Liquidez a 8 días de plazo y volvío a convalidar una baja en la tasa cuyo promedio de corte se ubicó en 61,237% (del 61,405% del viernes). El monto adjudicado fue de $ 134.579 millones.

“Una combinación de factores, entre los que se pueden mencionar el desarme del carry trade, vencimientos importantes de obligaciones con el exterior y el inexorable inicio del cierre y compensaciones propias de cada fin de mes, parecen haberse aliado para desatar una corrección del dólar con una magnitud no prevista”, aseguró el operador Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

Pese a los vaivenes, fuentes del Banco Central explicaron que “en el mercado monetario no se percibieron aún los efectos de esta volatilidad ya que se renovó la totalidad de los vencimientos de LELIQ del día sin cambios en la tasa de corte”.

Por segundo mes consecutivo el BCRA se encamina a sobrecumplir la meta de crecimiento nulo de la base monetaria, y es por eso que “seguirá monitoreando atentamente el mercado monetario para absorber todo exceso de liquidez que pudiera existir”, aseguraron las mismas fuentes.

El billete verde acompañó la apreciación de la cotización en la región, sobre todo en Brasil, donde la divisa subió un 2,5%. En México, el dólar aumentó 1,01% y en Chile 0,2%.

El dólar operó con clara tendencia compradora y en un escenario de insuficiente oferta de divisas. Los precios escalaron posiciones desde el arranque de la jornada y avanzaron con un empuje que superó la corrección del viernes pasado, de por sí de una magnitud importante. En promedio, cerró por debajo de los $ 40 pero hubo muchos bancos que lo ofrecieron al terminar la jornada por encima de ese valor, como el caso del Galicia, Francés, HSCB e Itaú.

Para el operador Christian Buteler, la suba del billete verde a nivel doméstico responde a tres motivos principales. En primer lugar, al ordenamiento que llevó a cabo el Banco Central a comienzo de mes de encajes para los fondos que las entidades financieras deben mantener inmovilizados, con el fin de desalentar el ingreso de capitales especulativos de corto plazo. En segundo término al “sobrante de pesos por el desarme de Lebac de la semana pasada” y por último, “a la baja de la tasa de Leliq” que viene implementando la autoridad monetaria.

Los mínimos se anotaron en los $ 37,25 con las primeras operaciones de la sesión y fueron desplazados casi inmediatamente por la irrupción de órdenes de compra que impulsaron fuertes subas de la cotización. La movilidad ascendente del tipo de cambio se mantuvo hasta bien entrado el último tramo del día, lapso en el que se alcanzó el registro máximo cuando se operó en los $ 39,15. El total operado fue de u$s 724 millones, un 32,6% más que el viernes.

Comentarios