El avance global del dólar y el inicio del cierre de posiciones anuales fueron los factores claves para que la divisa subiera con fuerza en el mercado local: saltó 46 centavos a $39,48.

El billete se movió con la misma tendencia del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la moneda avanzó 62 centavos y medio a $ 38,60 de cara al cierre de posiciones anuales.

También impactó en el mercado local, la suba del dólar en el mundo, que se alejaba de mínimos de 20 meses, aunque la incertidumbre relativa a la paralización del Gobierno de Estados Unidos y la política monetaria de la Reserva Federal seguían generando resistencia.

Mientras que, en la región, el real se depreciaba un 0,9%, el peso chileno caía 0,7% y el peso mexicano cedía un 0,1%.

Durante la rueda, el BCRA colocó Letras de Liquidez (‘Leliq’) por $ 119.755 millones a nueve días de plazo y a una tasa promedio del 59,36% anual (el viernes, había cerrado a 59,38%). La tasa máxima adjudicada fue de 59,85% y la mínima se ubicó al 58,17%.

La divisa norteamericana operó con tono demandado y sostenido a lo largo de toda la jornada debido a una sólida demanda por cobertura que se instaló desde temprano.

El mínimo de la jornada se anotó en los $38,25 con la primera operación pactada, 27 centavos y medio arriba del último registro del viernes anterior. Las posturas de compra fueron dominando todo el desarrollo de la primera parte de la sesión generando un desplazamiento alcista de los valores que tocaron rápidamente máximos en $38,64.

Los buenos niveles alcanzados por el tipo de cambio mayorista estimularon una leve reacción de la oferta que permitió un recorte de la suba y acomodó los valores en un rango de $38,35/38,45 durante un gran lapso de la jornada. Ya sobre el final se intensificó la demanda y los valores se acomodaron en un nivel muy cercano a los máximos.

El analista Gustavo Quintana puntualizó que «el inicio de la última semana del mes y del año padeció el efecto de la inestabilidad internacional y del inicio de las compensaciones y cierre de las operaciones que deben liquidarse el viernes próximo».
Agregó que «el derrape de las monedas regionales y del euro frente al dólar estadounidense tuvieron cierto reflejo en el plano local alimentando una demanda por cobertura que tuvo impacto en la cotización».

Para el especialista, «el fuerte salto neutralizó con exceso toda la baja de la semana pasada y lo acomodó, cuando faltan pocos días para terminar diciembre y el 2018, en el nivel más alto del mes y con alguna proyección que anticipa que el proceso de suba todavía no terminó».

Por otra parte, el Palacio de Hacienda colocó Letras ajustadas por CER (Lecer) a 56 días y Letras capitalizables en pesos (Lecap) a 105 y 182 días, por las cuales ofrecerá tasas que capitalizarán mensualmente al 3,75% y 3,5%, respectivamente.

En el mercado de dinero entre bancos el call money se operó a un promedio del 54%. En swaps cambiarios se pactaron u$s127 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos mediante el uso de compra-venta de dólares para el jueves y el viernes.

En el mercado de futuros ROFEX, se operaron u$s1.118 millones, de los cuales más del 73% se pactó entre diciembre y enero con precios finales a $38,70 y $40,52 con tasas del 47,28% y 50,43% TNA, respectivamente.

En el mercado informal, por su parte, el blue se disparó 75 centavos a $39,75, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. En tanto, el «contado con liqui» rebotó 36 centavos a $38,46.

Por último, las reservas internacionales del BCRA aumentaron este miércoles 6 millones hasta los u$s66.330 millones.

Comentarios