Sucede ante un fortalecimiento de la moneda estadounidense en el mundo, que se perfilaba a registrar su mejor mes en un año y medio. El blue, en tanto, cerró a $ 25,85.

Cabe recordar que el lunes, en una rueda atípica por un feriado en EEUU, las ventas de divisas por parte de bancos oficiales no bastaron para hacer frente a una sostenida demanda, que llevó al dólar a anotar su tercera suba consecutiva (ascendió nueve centavos).

En la plaza paralela, el blue subió el lunes 10 centavos a $ 25,85 para la venta.

En el MULC, donde las operaciones se cerraron por el festivo estadounidense (Día de la Memoria), la divisa sumó 11 centavos a $ 24,71, con un volumen de u$s 557 millones (inusual para un día feriado en EEUU).

La postura de venta oficial por u$s 5.000 millones en los $ 25 siguió estando presente como referencia del valor superior tolerado para el tipo de cambio, pero sin que fuera necesario recurrir a ella por la presencia de otros bancos oficiales que actuaron como principales proveedores en el mercado.

Mientras tanto, los ruidos externos siguen generando una suba de la moneda norteamericana en el resto del mundo y alimentan adicionalmente la presión en el mercado local que responde acoplándose a los movimientos internacionales con una depreciación más exagerada de la moneda doméstica, comentaron en la plaza.

En el mercado de dinero entre bancos el «call money» operó estable a un promedio del 38%. Y las tasas de las Lebac en el mercado secundario se operaban al plazo de 24 días a 39,7%, y al plazo de 167 días al 38%.

En el mercado de futuros del ROFEX, el volumen operado fue importante, unos u$s 675 millones, de los cuales más del 65% se pactó entre mayo y junio, a $ 24,75 y a $ 25,40, respectivamente. Los plazos subieron más de dos centavos en promedio, acompañando la suba del spot, y convalidando los precios operados tres días atrás.

Por último, las reservas del Banco Central cayeron este lunes u$s 173 millones hasta los u$s 51.929 millones.

Comentarios