Se vivió un fin de semana largo para todos los gustos en Tucumán, que  fue epicentro de numerosos eventos culturales, gastronómicos y deportivos que llevaron a turistas de toda la región a elegirlo como destino para pasar el último feriado largo del 2019. El resultado fue ideal y dejó cerca de $54,8 millones en impacto económico para los tucumanos.

Las cifras quedaron de manifiesto en la ronda de prensa que el titular del Ente Tucumán Turismo, Sebastian Giobellina, brindó esta mañana. “Fue un fin de semana muy positivo para la provincia. Quedó demostrado que somos el epicentro de eventos culturales, académicos y deportivos. Esto llevó a que la ocupación hotelera de Tucumán rompa de nuevo un récord”, sostuvo el funcionario.

Según el presidente del Ente se alcanzó un total de 25.000 pernoctaciones y la ocupación promedio fue del 72% en la Ciudad Histórica de San Miguel de Tucumán, 80% en Yerba Buena, 86% en San Javier y 90% en Tafí del Valle. En tanto, el impacto para la provincia fue de $54.800.000 en lo que respecta a hotelería, gastronomía, transporte, excursiones y compras. “Hemos aportado nuestro granito de arena para que la situación económica de la provincia y del país vaya mejorando”, afirmó Giobellina.

Sobre este punto, el funcionario subrayó la importancia del sector turístico para sobrellevar la crisis económica nacional. “En estos momentos en los cuales el país está atravesando una situación compleja, es esencial que desde nuestra industria demos trabajo y dinamicemos la economía de la provincia”, remarcó.

Acerca de la procedencia del turismo en este fin de semana, declaró que los feriados puente tienen como eje fundamental a la región “como ser Salta, Jujuy, Catamarca, Santiago del Estero y Córdoba, más allá de lo que significa el tráfico interno provincial. En cuanto al turismo internacional, tenemos alrededor del 7% u 8% a lo largo del año”, explicó Giobellina.

NUMEROS

  • 54,8 millones de pesos
  • 25 mil pernoctaciones
  • Entre 70 y 90 por ciento de ocupación hotelera

En vista al futuro
Según el funcionario, el comportamiento del turista de cara a la próxima temporada de verano será distinto. “Sabemos que a razón de la crisis que está viviendo el país vamos a tener mayor cantidad de turismo nacional y por ello hemos hecho campañas fuertes en toda la región. Pensamos que nuestros centros turísticos se van a ver beneficiados y, como es todo tan cambiante y dinámico, vamos a tener que esperar a los primeros días de la temporada para ver cómo se comportan las reservas previas en cada uno de los hoteles”, concluyó.

Comentarios