Nuevo acuerdo con el FMI: impone duras exigencias a Argentina

El directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) se reúne este miércoles para dar su aprobación final al acuerdo stand by de US$ 50.000 millones con la Argentina con el cual el Gobierno espera terminar de torcerle el brazo a la corrida cambiaria, recuperar la confianza de los mercados y encarrilar la economía.

La aprobación del board del Fondo liberará de manera automática US$ 15.000 millones, de los cuales la mitad irán a las arcas del Tesoro y la otra mitad al Banco Central, según confirmaron fuentes del Fondo y el flamante presidente de la entidad monetaria, Luis Caputo, quien reemplazó a Federico Sturzenegger la semana anterior.
El acuerdo con el FMI le permitirá al Gobierno acceder a una línea de crédito sustantiva para financiarse durante los próximos tres años, un tiempo que intentará utilizar para terminar de cerrar la brecha fiscal a un ritmo más acelerado y domar la inflación, la cual, según las proyecciones convalidadas por el equipo económico del presidente Mauricio Macri, estará por encima del 27% este año.

El programa acordado con los técnicos del Fondo redundará en un «gradualismo» con un vértigo mayor del que tenía la política económica antes de que la arremetida de los inversores con el peso, que se se ha depreciado ya más de un 60% este año, forzará al Gobierno a ajustar el rumbo: se apretaron las metas fiscales, se decidió avanzar con un recorte más profundo del gasto público y se cortó el financiamiento del Banco Central al Tesoro.

La crisis terminó además con la gestión de Sturzenegger al frente de la entidad monetaria, aun cuando el acuerdo con el FMI prevé una reforma a la carta orgánica del Central para reforzar el «marco institucional» de la política monetaria, y darle mayor estabilidad a sus funcionarios.

«Estamos muy contentos. Esto nos va a permitir seguir recorriendo el camino hacia el equilibrio fiscal y desterrar este problema que tuvo la Argentina durante 70 años, en los cuales gastó más de lo que ingresó», dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, cuando se anunció el acuerdo técnico.

Comentarios