El misterioso pueblo que sobrevive en las sierras de Córdoba

La Argentina está repleta de lugares recónditos que muy pocos conocen. Basta con animarse para descubrir las joyas que el país ofrece.

Apto aventureros, curiosos y viajeros se alza inmenso Pueblo escondido, ubicado en la base de Cerro Áspero, plena sierra de Comechingones, justo en el límite entre Córdoba y San Luis. Por su ubicación, es posible ingresar a este misterioso pueblo desde ambas provincias, ya sea desde La Cruz en Calamuchita o bien, desde Merlo.

Existen diversas formas llegar al pueblo y recorrer el cerro: a caballo, en bicicleta, camioneta, moto o trekking. Lo bueno de hacerlo caminando, si bien toma alrededor de cuatro horas, es que permite contemplar las sierras, sentirlas y olerlas como de ninguna otra manera. La caminata requiere un poco de esfuerzo, sobre todo en su última parte. Sin embargo, cada paso vale la pena. Eso sí, no es apto niños pequeños ni para personas con movilidad reducida. Muchos viajeros eligen la modalidad de 4×4, para evitar el cansancio, dado que el terreno no es tan sencillo. ¡Ojo! Es imposible llegar con auto propio.

Pueblo escondido está rodeado de arroyos, cascadas y es ideal para descansar y desconectarse. Como en muchos pueblos del país, allí no hay electricidad ni agua caliente, por lo que quienes tengan el deseo de acampar lo harán de la manera más primitiva y natural. Existe también otra opción de alojamiento para quienes quieran pasar la noche. Se trata del Albergue Cerro Áspero. Para quienes solo van unas horas, hay allí baños, comedor y hasta un pequeñísimo museo con exposiciones.

Ruinas. Recuerdo de las viviendas.

Recomendación: la travesía comienza con un ascenso al cerro Áspero. Si bien el sendero está marcado, se aconseja ir con guía. Por un lado, porque cuenta historias maravillosas de ese pueblo secreto, por otro, porque así es imposible perderse en alguna que otra de confusión en el camino. Hoy, varios guías turísticos y agencias ofrecen la posibilidad de conocerlo. Incluso, antes de comenzar muchos invitan un pequeño almuerzo.

En tiempos de redes sociales y amor por la fotografía, este es el lugar ideal para guardar la mejor postal: los cuatro puntos cardinales tienen un retrato para compartir y darle like. Eso sí, como no hay wifi, para subir la foto habrá que esperar.

Pueblo escondido es un pasaje directo al pasado para entender y conocer a las antiguas poblaciones que se formaban en torno a las explotaciones mineras. Porque, en el año 1894, se descubrieron allí unas minas de wolframio que fueron explotadas hasta finales de la década del 60. Este antiguo campamento minero, llevó a albergar a más de 500 obreros. En esas minas, se extraía un material conocido como wolframio, en forma de óxido y de sales, que se destinaba principalmente a la exportación, especialmente durante la segunda guerra mundial, para su uso como material bélico. Este material es utilizado, además, para piezas de barcos y armas en general. Las construcciones que allí “sobreviven”, son el recuerdo de los lugares que habitaban los mineros y sus familias. Sin embargo, cuando el wolframio dejó de ser rentable, dado que China tenía mejores precios para ofrecer, el pueblo quedó abandonado por completo. Años después, ultrajado, saqueado y fantasmagórico, fue recuperado por Carlos Serra, para su explotación turística. Hoy, este hombre es quien lo administra y maneja el albergue y permite que tanto turistas como locales, puedan vivenciar este pequeño secreto.

Panorámica. El pueblo visto desde las alturas

Quienes llegan hasta allí, aseguran que Cerro Áspero tiene una energía especial. El contacto íntimo que se estrecha entre uno y la naturaleza, lo transforma en un momento memorable. Su paisaje es increíble, así cómo su historia.

TRAVESÍA A SALTO DEL TIGRE 

Junto con Pueblo Escondido, muchos guías aprovechan para visitar Salto del Tigre, un hermoso salto con un espejo de agua verde cristalina, que se encuentra cerca de Cerro Áspero. En invierno se semicongela, lo que le imprime una imagen de película. Hasta allí, se llega generalmente en camioneta y luego se hace una oxigenada caminata de aproximadamente una hora.

MIRADOR DE LOS CÓNDORES

Ya que se está tan cerca, se puede llegar al límite con la provincia de San Luis a través del Mirador de los Cóndores, un lugar alto, junto a un precipicio, cuna de parapentistas y dueño de gran belleza. Este mirador, ubicado aproximadamente a unos 1600 msnm es el punto más alto del Camino al Filo Serrano. Una vez que finaliza el asfalto, se deben recorrer unos 2 kilómetros de camino. Como su nombre lo indica, es el lugar favorito para avistar el maravilloso vuelo de los cóndores, dueños del cielo y el aire.

• CÓMO LLEGAR

El Cerro Áspero o “Pueblo Escondido” está ubicado en el límite interprovincial de Córdoba-San Luis. La mayoría de la gente, llega desde Merlo, San Luis, que está a una distancia de 25 kilómetros: después de pasar el Filo y hacer unos kilómetros en tierra, el acceso (escrito en una piedra) está a mano derecha.

El pueblo se encuentra a 95 kilómetros al sur de Villa General Belgrano.

Comentarios