En el video se ve al pequeño oso junto a su mamá trepando por la montaña. Durante más de dos minutos lucha por llegar a la cima, sin embargo la nieve lo hace caer y deslizarse hacia abajo.

Incluso una vez que su madre ya llegó a tierra firme, el osito sigue intentándolo con mucho esfuerzo, pero en ningún momento se da por vencido. ¡Y, finalmente, logra su objetivo!

La grabación la compartió la usuaria de Twitter @ziyatong, miembro de la organización conservacionista WWF-Canadá.

Comentarios