El papa Francisco aseguró durante un encuentro con jóvenes franceses que «la sexualidad, el sexo, es un regalo de Dios. No es tabú», informó el propio el Vaticano. Luego, durante la audiencia general de los miércoles, el pontífice pidió terminar con la mala costumbre de insultar a los padres.

Volviendo al encuentro con jóvenes, el pontífice de 81 años detalló: «Existen dos objetivos: amar y crear vida. Es una pasión, es el amor apasionado (…) El amor entre un hombre y una mujer, cuando es apasionado, lleva a dar vida para siempre».

A su vez, el sumo pontífice de la Iglesia católica criticó la sexualidad separada del amor, la «industria de la sexualidad». Y agregó: «Se gana demasiado dinero con la pornografía, por ejemplo».

Los padres
El papa luego improvisó en su catequesis durante la audiencia general de los miércoles para hablar sobre el respeto a los padres.

«Existe la costumbre de decir cosas feas, también palabrotas (a los padres). Pero, por favor, nunca, nunca, insultar a los padres de los demás. Nunca se insulta a una mamá o a un papá. ¡Nunca!», dijo Francisco improvisando.

Francisco continuó dedicando este miércoles las catequesis de las audiencias de los miércoles a los mandamientos y se ocupó del cuarto que dice: «Honra a tu padre y a tu madre».

«Tomen esta decisión: Desde hoy, jamás insultaré al padre o la madre de nadie. Nos han dado la vida», aseveró.

Francisco también pidió a los hijos que se hayan alejado de sus padres por enfados que «hagan un esfuerzo y regresen porque son viejos y sea lo que sea que ha pasado, ellos te han dado la vida».

«Honrar significa reconocer y dar importancia a los padres a través de acciones concretas, que manifiestan afecto y cuidado; y esto tiene como efecto una vida larga y feliz», añadió Francisco, en su catequesis.

El pontífice argentino explicó que el acto de honrar se debe hacer «prescindiendo de los méritos de los padres, porque no todos los padres son buenos y no todas las infancias son serenas».

Pero, añadió, «todos los hijos pueden ser felices, porque lograr una vida plena y feliz depende del justo reconocimiento hacia quien nos ha traído el mundo».

Comentarios