Tras el controvertido canje de pasajes en Diputados, que llevó a analizar la opción de que los legisladores reciban una suma fija y no puedan cambiar el dinero por tickets no usados, ahora el Senado analiza esa misma posibilidad.

En el caso del Senado los legisladores que no usen los pasajes asignados pueden aumentar hasta unos $ 70 milmensuales a su sueldo, que promedia los $ 120 mil.

Las autoridades del Senado argumentan que este sistema se traduciría en una mayor transparencia en los gastos de la Cámara. Además sería además una señal de «austeridad» en el gasto de la política, como lo planteó el propio Macri, con algunas medidas de «ajuste» en el costo de la función pública.

El 80% de los diputados que hacen esta práctica son representantes por la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires. En el caso de que se eliminara totalmente este beneficio el ahorro sería de $ 20 millones.

La propuesta consistiría en la asignación de un monto fijo de movilidad para los 72 senadores, que vencería en un mes y que no podría canjearse por plata. El plan se diferencia del que se impulsa en Diputados, donde le quitarían los beneficios solo a los representantes por la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires (95 de 257 legisladores).

Comentarios