El polaco Samuel Ilnicki ganó su pelea ante el británico Solomon Rogers con un nocaut brutal que inclusó paralizó al propio vencedor que no pudo festejar su gran triunfo al ver las condiciones en que quedó su rival.

Los gestos del polaco evidenciaron su preocupación por la salud de su oponente, que fue víctima de una violenta patada en el rostro, candidata al mejor KO del año.

Un buen movimiento de Ilnicki, que amagó con golpear con el puño derecho y terminó rematándolo con su pierna hábil, le costó una impactante derrota a Rogers.

El evento que llevó a cabo el Golden Ticket Fight Promotions en Wolverhampton, Inglaterra. El polaco no festejó como suele suceder en cada combate, sino que miró para sus costados y posteriormente se inclinó para ver lo que pasaba con su oponente.

Rogers fue asistido en el ring y luego trasladado al hospital. Finalmente pudo recuperarse, pero habrá que ver si desea volver al ring.

Comentarios