Un tercio de los residuos urbanos de América Latina y el Caribe termina en basurales o en vaciaderos al aire libre, una práctica que contamina los suelos, el agua y el aire de la región y afecta la salud de sus habitantes, advirtió ayer ONU Medio Ambiente en un informe regional presentado en un foro de ministros del área que se extenderá hasta el viernes en la ciudad de Buenos Aires, informa Télam.

El estudio “Perspectiva de la Gestión de Residuos en América Latina y el Caribe” pronostica un aumento en la generación de desechos de la región de al menos un 25% para 2050, lo que equivale a más de 670.000 toneladas diarias frente a las 540.000 que se producían en 2014, por lo que insta a considerar la gestión de residuos como prioridad política.

“Los países de América Latina y el Caribe deben dar máxima prioridad política a la gestión adecuada de residuos como paso clave para fortalecer la acción climática y proteger la salud de sus habitantes”, dijo el director regional de ONU Medio Ambiente para América Latina y el Caribe, Leo Heileman.

El informe de la ONU fue presentado en la XXI Reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe. Participaron del encuentro el secretario de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, Heileman y el coordinador regional de productos químicos y desechos de ONU Medio Ambiente, Jordi Pon.

El foro aborda entre sus temas soluciones innovadoras relacionadas con la lucha contra la contaminación, la descarbonización de la economía y el uso eficiente de los recursos naturales.

Llamado a reciclar

El informe remarca que América Latina y el Caribe sólo aprovechan el 10% de todos los residuos, por tal razón el organismo internacional llama a separar la basura y promover la economía circular de reciclado.

Además, urge a los países latinoamericanos al cierre progresivo de los basurales a cielo abierto por sus nocivos efectos para la salud humana y para el medio ambiente, como un paso clave para cumplir en 2030 los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) acordados por los líderes mundiales en 2015.

El documento advierte que cada día 145.000 toneladas de residuos son dispuestos inadecuadamente, una cantidad que equivale a los desechos generados por el 27% de la población de la región o 170 millones de personas.

Una fuente de contaminación que necesita especial y urgente atención es la de los residuos peligrosos o especiales como los aparatos electrónicos, los desechos hospitalarios o los asociados a la construcción, precisa el informe.

Comentarios