La estabilidad cambiaria que imperó a lo largo del mes pasado parece haber alentado, aún más, el apetito por el atesoramiento del público en general de cara a las PASO. El Balance Cambiario de mayo muestra que la “Formación de Activos Externos del Sector Privado no Financiero (FAE)” ascendió a casi u$s2.500 millones (fueron u$s2.496 millones). Esto representa un aumento del 6,6% frente al mes anterior. Si bien es un 45,9% inferior al de mayo del año pasado no puede soslayarse que ese fue el peor mes de la corrida del 2018 (u$s4.616 millones). Para dimensionar la llamada “salida de capitales” (no por tratarse de fuga ilegal de divisas sino porque son recursos que salen del sistema financiero, o sea, se pierde capacidad prestable o crediticia) vale señalar que lo ocurrido el mes pasado resulta un 152,2% mayor a mayo 2017 y un 328% más que en mayo 2016.

Cada analista esbozará su tesis pero lo cierto es que la gente con capacidad de ahorro sigue comprando dólares, más allá de que la inflación (alta) va cediendo, las tasas de interés siguen elevadas y se van despejando incertidumbres electorales. Por suerte, el BCRA tiene las manos libres para intervenir, los agroexportadores liquidan y el Tesoro sigue vendiendo. O sea, por ahora, el mercado está más o menos equilibrado. Veremos como sigue.

Con respecto al Balance Cambiario desde el BCRA destacan que “durante mayo se mantuvo la mejora en el balance del sector real. Estas empresas fueron vendedoras netas por u$s2.134 millones y dentro de este sector, “Oleaginosas y cereales” realizó ventas por u$s2.715 millones (+19% interanual), mientras que el resto del sector real realizó compras netas por u$s581 millones, (77% menor a las compras de mayo 2018)”. “El Tesoro y las entidades ofertaron u$s1.320 millones y u$s1.062 millones, respectivamente. Las reservas brutas disminuyeron u$s6.883 millones, finalizando en u$s64.779 millones, por pagos de capital e interés de títulos de deuda por u$s5.359 millones (BONAR 2024 y Letes), y pagos a Organismos Internacionales y el Club de París por u$s2.386 millones)”.

A continuación otros datos.

La demanda neta de moneda extranjera de “Personas humanas” totalizó u$s1.425 millones, algo similar a la de abril (en la comparación interanual, las compras netas se redujeron un 58%).

Las compras netas de billetes de individuos descendieron interanualmente por menores compras brutas (total de u$s1.529 millones), mientras que las ventas brutas se mantuvieron en u$s591 millones.

La cantidad de individuos que vendieron billetes en el mercado totalizó 659.000, aumentó respecto de abril y significó un incremento de 52% con respecto al conjunto de individuos que vendieron en mayo de 2018 (433.000 personas). Por su parte, las 1.070.000 personas que compraron billetes a través del mercado de cambios en mayo constituyó una cantidad similar al mes previo y al mismo mes del año anterior.

Las operaciones con billetes de individuos se concentraron en los estratos inferiores de monto: 63% de las compras brutas y 70% de las ventas brutas fueron realizadas por individuos que operaron por montos inferiores a u$s10.000.

Las ventas brutas per cápita se ubicaron en u$s919 y las compras brutas per cápita fueron de u$s 1.467, mientras que el año previo, estuvieron en u$s1.475 y u$s3.135, respectivamente.

Comentarios